sábado, 1 de junio de 2013

¿Entonces qué?



El Universo no nos juzga; sólo nos provee de consecuencias y de lecciones y de oportunidades para equilibrarnos y aprender a través de la Ley de la causa y el efecto.
 La Compasión nace del reconocimiento que cada uno de nosotros lo estamos haciendo tan bien como podemos dentro de los límites de nuestras creencias y capacidades actuales.
 Que yo alimente a los hambrientos, perdone un insulto, y ame al enemigo – Estas son grandes virtudes.
 Pero si tuviera que descubrir que los más pobres entre los mendigos y el más imprudente entre los ofensores están todos dentro de mí, y que yo sobrevivo necesitando de las limosnas de mi propia caridad; que yo mismo soy el enemigo que tiene que ser amado – ¿Entonces qué?
 - Carl G.Jung -

4 comentarios:

Delia dijo...

Precioso Angeles, gracias.

Jayja para tí... dijo...

te invito a que adquieras mi libro gratis por 5 días en amazon.es/amazon.com JANETT CAMPS "Humanos entre perros".


Mi blog os manda un beso:


"Voy a prometerte que no te olvido
que te existo
y te sé
eterno aroma del amor mio..." Jayja

Edy Salazar U. dijo...

Querida Ängeles paso a saludarte y desear que tengas un lindo fin de semana,Esta reflexcíón aveces es tan difícil,pero más es vencer al enemigo que vive dentro de uno
un abrazo y que Dios te bendiga

Noris Marcia dijo...

Angeles esta reflexion es muy complicada de entender, pero tu, le has dado el toque que necesita.
Me ha gustado mucho. Un abrazo,