miércoles, 31 de octubre de 2012

Abrid pistas


Abrid pistas.¿Has seguido alguna vez aquellos senderos,trazados y surcados por generaciones de pies de hombres y animales y que son como la huella viva todavía de una humanidad que supera la historia? A través de los prados, así como en los flancos de las pendientes, no hay nunca una solución única, un camino exclusivo, sino senderos caprichosos, más o menos paralelos y en cada recodo un abanico de caminos que se abren hacia otros horizontes.Si en un momento dado el abanico se cierra, es señal de que el paso se hace difícil, que el sendero va a meterse en un desfiladero o a parar al único puente de leños que atraviesa el torrente. Pero una vez superado el obstáculo, como una flor que se abre, se extienden de nuevo los senderos aventurados que parten al asalto de la montaña que debemos conquistar. De esta forma, la vida ofrece su plenitud a quien quiere afrontarla. No reduzcáis arbitrariamente de antemano la infinitud de tanteos y la multiplicidad de soluciones a los problemas complicados que nos plantea. No agravéis la monotonía de una vida cotidiana en la que el abanico de caminos se ha cerrado sobre la perspectiva gris de la calle que conduce a la fábrica. No desesperéis haciendo de vuestra vida un desfiladero de vía única, cuidadosamente rodeado de barreras, de bloques oscilantes y de precipicios, sin la esperanza de ver por fin un recodo abrirse y mostrar el abanico generoso de los senderos que suben hacia la plenitud de la vida. Desde ahora y todas las mañanas, abrid pistas, aun cuando no estéis del todo seguros de que conducen al collado. Cada uno según su temperamento y sus gustos: para la oveja prudente que seguirá el camino central trazado detenidamente, para el carnero orgulloso que tiene necesidad de mostrar sus cuernos infatigables, para el que subir y trepar parece una finalidad funcional.
Os doy mi vieja experiencia de pastor: el ganado no sufre más cuando se amontona en los lugares difíciles que cuando se extiende por los senderos, calmado y satisfecho.

- Celestin Freinet -


4 comentarios:

andrea dijo...

Hermosa entrada!!!

Belkis dijo...

Siempre hay un camino. Cuando uno se cierra otros se abren. Hay que estar atentos para no perder de vista las señales. Interesante entrad Mariangeles. Te dejo un cariñoso saludo

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Todos los senderon son válidos, ofrecen diferentes perspectivas para aprender. Lo mejor es seguirlos con el corazón

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Verdadero Peregrinaje.

El único Sendero Inciatico es el del Servicio en acción.


Un abrazo.
Gracias.