sábado, 19 de mayo de 2012

Actuar de Dios

Un hombre se hallaba en el tejado de su casa durante unas inundaciones y el agua le llegaba a los pies. Poco después, pasó un individuo remando en una canoa y le gritó:
- “¡Oiga! ¿Quiere que le lleve a un sitio más alto?”.
- “No, gracias - replicó el hombre -.
Tengo fe en el Señor y Él me salvará”.
Pasó el tiempo, y el agua le llegaba al hombre hasta la cintura. Entonces pasó por allí una lancha de motor.
- “¿Quiere que le lleve a un sitio más alto?” - gritó el que la llevaba.
- “No, gracias - respondió el hombre -.
Tengo fe en el Señor y Él me salvará”.
Más tarde, cuando el nivel del agua le llegaba hasta al cuello del individuo, llegó un helicóptero.
- “¡Cójase a la cuerda - gritó el piloto -.
Yo le subiré”.
- “No, gracias - dijo el hombre por tercera vez -.
Tengo fe en el Señor y Él me salvará”.
Desconcertado, el piloto dejó a aquel hombre en el tejado, casi cubierto por las aguas. Después de haber pasado horas allí, el pobre hombre no pudo resistir más, se ahogó y fue a recibir su recompensa. Mientras aguardaba en las puertas del Paraíso, se halló frente al Creador y se quejó de lo ocurrido:
- “Señor - le dijo -, yo tenía total fe en que Tú me salvarías y me abandonaste. ¿Por qué?
A lo cual le replicó el Señor:
- “¿Qué más quieres? ¡Te mandé dos lanchas y un helicóptero”.

 - Desconozco el autor -



14 comentarios:

Rosa.E dijo...

Angeles hermoso y reflexivo cuento
... Y es que las oportunidades con para aprovecharlas, no dejarlas pasar.
Buen domingo, un gran abrazo

Cecilia y sus abanicos dijo...

me encanta esta enseñanza totalmente cierta,la ayuda no llega como nosotros queremos,por eso hay que estar muy atentos.
Muy feliz domingo guapa
Un fuerte abrazo

Myriam dijo...

El cuento es excelente.

Da para meditar y mucho:

¿Cuántas son las oportunidades que dejamos pasar en la vida?

Besos

Jessica dijo...

Hay que aprovechar las oportunidades cuando se presenten, la vida es corta para desaprovecharla.

Un saludo!

Geraldine, dijo...

bello....la fe es tan reparadora...beso enorme!

Jurema dijo...

Hay que recapitular.
Cuantas veces pedimos y no lo vemos. Nos mandan barcas y buques pero queremos el milagro a nuestra medida.

Muy bueno!

Un abrazo

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Hay vque tener los ojos bien abiertos y vivir en el presente, de lo contrario te vuelves ciego.


Un abrazo.

Jayja para tí... dijo...

no dejes nunca que mi mano se aparte de la tuya...

aguacateyfresas dijo...

aprovechar las oportunidades que se nos dan...verlas o aprender a verlas...

hoy dijo...

jajaja ya había leído éste cuento y la verdad que me pareció y me sigue pareciendo tremendo llevado al extremo cuenta una realidad, a veces pensamos que la mano de Dios tan sólo obra grandes milagros y no nos damos cuénta cuando nos tiende la mano de un modo más cotidiano.
UN BESO ANGELES.

Ipnauj dijo...

Ja, ja, ja. La vida es misteriosa

Un gran saludo.

AMBAR dijo...

Hola Ángeles, he tardado unos dias en pasar pero aqui estoy.
Muy cierto a veces no sabemos comprender lo que se nos dice no ver la ayuda que se nos ofrece.
Ahí entra una tardia respuesta a una pregunta que me hiciste.
Sí, estoy en facebook, y tu, como estas, como Ángales que más, porque si reconozco tu nombre o imagen del perfil no te puedo aceptar, yo tengo la misma foto de perfil, dime como estas a ver si te encuentro.
Un abrazo.
Ambar.

AMBAR dijo...

Hola te he buscado en FB, como Ángeles y María Ángeles pero no te encuentro.
Busca a Avelina Mainar mi foto de perfil es la misma, me mandas la invitación y te acepto, a ver si tu me encuentras.
Un abrazo.
Ambar.

marga dijo...

Somos salvados más veces de las que imaginamos y no lo vemos.
¡Te abrazo!