sábado, 3 de septiembre de 2011

El silencio del corazón

A Dios no lo podemos encontrar en medio del ruido y la agitación. En la naturaleza, los árboles, las flores y la hierba crecen en silencio; las estrellas, la luna y el sol se mueven en silencio. Lo esencial no es lo que decimos sino lo que Dios nos dice a nosotros y a través de nosotros. En el silencio Él nos escucha; en el silencio Él habla a nuestras almas. En el silencio se nos concede el privilegio de escuchar su voz.
Silencio de los ojos,
Silencio de los oídos,
Silencio de la boca,
Silencio de la mente. …
En el silencio del corazón Dios habla.
Es necesario el silencio del corazón para poder oír a Dios en todas partes, en la puerta que se cierra, en la persona que nos necesita, en los pájaros que cantan, en las flores, en los animales. Si cuidamos el silencio será fácil orar. En las historias y escritos hay demasiadas palabras, demasiada repetición, demasiada machaconería. Nuestra vida de oración sufre mucho porque nuestro corazón no está en silencio. Guardaré el silencio de mi corazón con mayor cuidado para oír sus palabras de consuelo en el silencio y para consolar a Jesús en su sufridor disfraz de pobre desde la plenitud de mi corazón.

- El amor más grande - Madre Teresa de Calcuta -


10 comentarios:

andrea dijo...

hermosas palabras... El silencio es el reparador, la guía del corazón!! un silencio lleno de bendiciones para ti!! te Amo!!

EL AVE PEREGRINA dijo...

Pienso que la Madre Teresa llevaba razón, el silencio nos ayuda a concentrarnos a vivir ese momento de entrega y a hablarle sinceramente de tu a tu. el silencio nos hace encontrar con nosotros mismos y conocernos mucho mejor.

Un abrazo, Ángeles.

Betty Mtz Compeán dijo...

Que texto tan lindo y con tanta profundidad y verdad, solo en el silencio lograremos escucharle. Guerdemos el silencio en nuestros corazones para conectarnos con mas facilidad a El. El silencio nos habla siempre de Dios y de su creacion, solo tienes que estar atento.

Un afectuoso abrazo mi querida Angeles.

Carrachina dijo...

¿que tal mi bella Angeles? que verdad más grande dicen estas palabras de Santa Teresa y es que el silencio se encuentra todo lo que no nos atrevemos a escuchar cuando estamos hablando, nuestro corazón habla en silencio y la calma y la paz llegan como un suspiro divino a nuestra mente para hacerla sentir como el mar, tan inmenso y tranquilo.
rozaremos nuestras alas para que la magía se produzca en nuestro día a dia.
besin

Edy Salazar U. dijo...

Querida Ángeles bellisimo texto de madre Teresa de Calcuta, gracias por compartir algo tan hermoso y significativo
saludos amiga
Se te quiere un monton...
besitos

Rosa.E dijo...

Hermoso Post, cuantas enseñanazas y reflexiones trae este texto.
El silencio lo olvidamos por completo, pasamos el día con la mente llena de un monton de cosas...
Mil gracias por la publicación
********************
. Guardaré el silencio de mi corazón con mayor cuidado para oír sus palabras de consuelo en el silencio y para consolar a Jesús en su sufridor disfraz de pobre desde la plenitud de mi corazón.
******************
Un abrazo

José Ramón dijo...

Angeles Fabulosa esta entrada que nos ofrece Cordial Saludos Abstracción textos y Reflexión

Mixha Zizek dijo...

Una bella entrada muy emotiva, besos

Red. dijo...

Pocas cosas hay más expresivas y efectivas... que un buen silencio.

Besos, guapa!!

Alma dijo...

Solo hay un sonido tic, tac, tic, tac, y glopea silenciosamente, sin ruido pero te agita, te llama y ahí está, adorado Dios en mi pecho....LATIENDO, para mi!!!!