sábado, 11 de junio de 2011

Reconocimiento de la insondable sabiduría de Dios.




Señor, tú me sondeas y me conoces, tú sabes si me siento o me levanto; de lejos percibes lo que pienso, te das cuenta si camino o si descanso, y todos mis pasos te son familiares. Antes que la palabra esté en mi lengua, tú, Señor, la conoces plenamente; me rodeas por detrás y por delante y tienes puesta tu mano sobre mí; una ciencia tan admirable me sobrepasa: es tan alta que no puedo alcanzarla.
¿A dónde iré para estar lejos de tu espíritu? ¿A dónde huiré de tu presencia? Si subo al cielo, allí estás tú; si me tiendo en el Abismo, estás presente. Si tomara las alas de la aurora y fuera a habitar en los confines del mar, también allí me llevaría tu mano y me sostendría tu derecha.
Si dijera: “¡Que me cubran las tinieblas y la luz sea como la noche a mi alrededor!”, las tinieblas no serían oscuras para ti y la noche sería clara como el día. Tú creaste mis entrañas, me plasmaste en el seno de mi madre: te doy gracias porque fui formado de manera tan admirable.
¡Qué maravillosas son tus obras! Tú conocías hasta el fondo de mi alma y nada de mi ser se te ocultaba, cuando yo era formado en lo secreto, cuando era tejido en lo profundo de la tierra. Tus ojos ya veían mis acciones, todas ellas estaban en tu Libro; mis días estaban escritos y señalados, antes que uno solo de ellos existiera.
¡Qué difíciles son para mí tus designios! ¡Y qué inmenso, Dios mío, es el conjunto de ellos! Si me pongo a contarlos, son más que la arena; y si terminara de hacerlo, aún entonces seguiría a tu lado.




- Salmo 139 (138), 1-18 -








7 comentarios:

Willy dijo...

Si quieres saber quien es el Señor, la respuesta es simple: aquél que está presente siempre aquí y ahora!

Dios no se muda, no se pasa... dice Santa Teresa!

Si buscamos "dónde" y "cuándo" sólo encontraremos nuestra propia sombra, pero si encontramos el Amor como presencia constante y sonante aquí y ahora... al fin daremos con Su Luz!

Gracias ángel del Señor por estas entradas que nos revuelven a la simpleza del alma, y a la perfección incomprensible de la divinidad!

Un gran abrazo y buen fin de semana!

Myriam dijo...

Bello Salmo que reconforta mi alma ahora que acabo de despedir a mi padre en Colombia. De ahí mi súbita ausencia que espero sepas perdonar. Ya estoy de regreso.

Muchos besos

La Zarzamora dijo...

Un Salmo impregnado de sabiduría.
Besos, Ángeles.

Betty Mtz Compeán dijo...

Bellisimo!!! Su amor siempre estara con nosotros. Y que gratificante visitarte en tu casita, un remanso de paz. Saludos y Abrazos fuertes, mi querida Angeles.

Olga i Carles dijo...

Oración..
Canción...
Danza...
Tu corazón...
Tu mente...
abrazados forman la alianza para que el Señor se haga presente aquí y ahora.



Un abrazo.

Ipnauj dijo...

¿Dios tambiñén conoce y controla los pasos de Satanás?

Un gran saludo.

Myriam dijo...

gracias por tus dulces palabras de apoyo en mi blog.

Un gran beso, amiga.