viernes, 4 de febrero de 2011

Diálogo con el Maestro - El Sexo

(transcribo aquí algunas notas de mis conversaciones con J., en el período de 1982 a 1990)
-¿Por qué el sexo se transformó en un tabú?
- Porque es un proceso de alquimia: él transforma en un gesto físico toda una gigantesca manifestación de energía espiritual, llamada amor.
"No podemos entender el sexo como lo vemos hoy, como una simple respuesta a algunos estímulos físicos. En verdad, es mucho más que eso, y lleva consigo toda la carga cultural del hombre y de la humanidad. Cada vez que estamos ante una nueva experiencia traemos todas nuestras experiencias pasadas - buenas o malas - y los conceptos que la civilización transformó en reglas. Y esto no puede ser así, es necesario des-condicionar el cerebro para que cada experiencia sexual sea única, así como cada experiencia amorosa es única."
- Es muy difícil.
- Mucho. Pero es preciso intentarlo, porque casi todos los seres humanos necesitan mantener esta energía en movimiento. Entonces, lo primero es entender que está compuesta por dos extremos, que caminarán juntos durante todo el acto: relajamiento y tensión.
¿Cómo poner estos dos estados opuestos en sintonía? Solo existe una manera: a través de la entrega. ¿Cómo entregarse? Olvidando los traumas del pasado y no intentando crear expectativas sobre el futuro, o sea el orgasmo. ¿Cómo lograrlo? Es muy simple: no teniendo miedo a fallar.
A decir verdad, la mayoría de las veces ya entramos en una relación sexual pensando que todo puede salir mal. Pero aunque así fuera, ¿qué importancia tiene eso? Basta con ser consciente de que tienes que dar lo mejor de ti mismo, y los fallos se transforman en aciertos.
En la medida en que la búsqueda del placer se hace con entrega, con sinceridad, sentimos que el cuerpo se va poniendo tenso como la cuerda de un arquero, pero la mente se va relajando, como la flecha que se prepara para ser disparada. El cerebro ya no gobierna el proceso, que pasa a ser guiado por el corazón. Y el corazón utiliza los cinco sentidos para mostrarse al otro.
- ¿Los cinco sentidos?
- Tacto, olfato, visión, oído, gusto, todos están implicados. Tiene gracia que en la mayoría de las relaciones sexuales, las personas intentan usar apenas el tacto y la visión: actuando así, empobrecen la plenitud de la experiencia.
- ¿Los dos miembros de la pareja tienen que saber todo eso?
- Si un miembro se entrega por completo, rompe el bloqueo del otro, por más fuerte que sea. Porque el acto de entrega significa "yo confío en ti". El otro, que al principio está un poco intimidado, queriendo probar cosas que aún no están en juego, queda desarmado con la espontaneidad de tal actitud, y se relaja. Es en este momento cuando la verdadera energía sexual entra en juego.
Y esta energía no reside apenas en las partes que llamamos "eróticas" Ella se esparce por el cuerpo entero, por cada hilo de cabello, por cada pedazo de piel. Cada milímetro está ahora emanando una luz diferente, que es reconocida por el otro cuerpo y se combina con él.
Cuando esto sucede, entramos en una especie de ritual ancestral, que es una oportunidad de transformación. Un ritual, sea el que sea, exige que uno esté listo para dejarse conducir a una nueva percepción del mundo. Es esa voluntad que hace que el ritual tenga sentido.
- ¿No es muy complicado todo esto?
- Es mucho más complicado practicar el sexo como se hace actualmente, como un simple acto mecánico que provoca tensión durante el transcurso y un vacío en el final. Todo lo que es espiritual se manifiesta de forma visible, todo lo que es visible se transforma en energía espiritual, no creo que sea complicado entender eso. Al fin y al cabo, ya nacemos sabiendo que poseemos un cuerpo y un alma. ¿Por qué no entender entonces que el sexo también los posee?

- Paulo Coelho -

Fuente: http://www.warriorofthelight.com/espa/edi01_dialogo.shtml



16 comentarios:

Pasto dijo...

Buenas noches, Ángeles. Preciosa y clarificadora la entrada que nos traes. Sólo añadiría un par de palabras:
Pues sí.
Un beso.

Gara dijo...

Estoy deacuerdo plenamente, el acto sexual puro y duro nos deja vacíos. Caricias y besos cobran una importancia extrema cuando hacemos el amor, se llega al éxtasis.

En cuanto a lo de no tener expectativas de futuro, es difícil, al menos en mi caso, porque cuando me entrego es porque corre algún sentimiento por mis venas, sea cariño, sea amor ... y cuando vives en soledad siempre deseas que esa persona que llega sea para quedarse ...

Un abrazo

Red. dijo...

Te cuento, siempre me pareció una canallada eso de que la mujer ni siquiera sienta el sexo. Que el hombre termine rápido su trámite y despues tenías todas las molestias y la responsabilidad de las consecuencias de algo que ni siquiera disfrutaste -???-.

Pero bueno, considerando lo estructurados y mentirosos que fueron todos durante toda la historia se entiende; lo único que me parece paradójico y no encuentro respuesta aunque me mate pensando es que... en un siglito hemos echado por tierra tanta ignorancia, tanto engaño, o sea... a "NADIE" se le ocurrió cuestionar todo esto, antes?

Por más temor que les hayan infundido, a nadie se le ocurrió no hacer caso, y probar un camino alternativo, idénticamente bueno?

Si es cierto lo de la reencarnación, a mÍme deben haber quemado en la Inquisición SEGURO.

En fin, te dejo un besazo, mi amiga!!

Myriam dijo...

DE acuerdo el sexo sólo como descraga pulsional deja sólo vacío.

El espíritu del amor, llena.

EL AVE PEREGRINA dijo...

Una gran lección de sexología nos dejas hoy,pura entrega...pero que esa entrega sea sincera.

Un abrazo,Ángeles

julia dijo...

Es verdad y precioso la forma en que tienes de hacer y de reflejar tus sentimientos.Es un honor el leerte y un placer enorme seguirte.Besos de luz.

La Zarzamora dijo...

Sexo y amor lo mejor, adonde va a parar.
Besos, Ángeles.

AMBAR dijo...

Warrior of the light- parece que te ha gustado el libro, cuantos has leido de P.Coelho?, yo tengo unos cuantos.
Todo lo que explicas es muy interesante, pero hoy aún reina el egoismo en vez de la entraga del amor sincero.
Tendremos que trabajar en esto un poco más.
Un abrazo.
Ambar.

Balovega dijo...

Hola y bella noche..

Paso a leerte un rato y desearte un feliz fin de semana.. Me gusto tu entrada.. gracias por compartir..

Saludos

Belkis dijo...

El sexo sólo puede ser pleno cuando se pone en él todos los sentidos.
Muy buen texto Angeles.
Un abrazo

Any dijo...

Hoy casualmente charlaba de este tema con alguien. Creo que mi conclusión fue algo asi como que no me entusiasma el sexo practicado tipo deporte, no he aprendido a separar el deseo del sentimiento. No sé si esto está bien, quizás debería replanteármelo y vivirlo mas libremente. O quizas ya es tarde para eso, no sé. Yo lo siento asi, el sentimiento es lo que me impulsa, el sentimiento hace que lo disfrute.
Hola Conciu! que calorón hace por aca! que hermoso está el río! que ricos están los helados de la Av. Pellegrini!
La estamos esperando, cuando viene?
besos

El Drac dijo...

Creo que para entregarnos PRIMERO debemos estar enamorados, y para estar seguro que lo estamos debemos sentir cómo este sentimeinto va creciendo con los días y a veces es necesario meses; cuando estamos seguros y copulamos como el acto final de nuestro enamoramiento para continuar una vida de PAREJA, es cuando se queda grabado en nuestra memoria la química hormonal, la cual nos sesga a ser fieles, comprensivos, solidarios, permisivos, con nuestra pareja; es evidente que las personas que se acuestan con uno y con otro apenas "sienten" algo, nunca llegarán a enamorarse y lo más probable es que acaben divorciadas (una o varias veces) o con un (varios)compañero sexual. Un gran abrazo

Yamil dijo...

Buenas noches! Exelente!!!! Cuanta verdad... lo comparto con permiso!

CAS dijo...

El sexo como amor... el paraíso!
Coelho siempre aportando lo suyo, nos hace pensar aun en lo que debe ser mucho instinto, pero bueno, lamentablemente lo hemos ido perdiendo.

un fuerte abrazo

Jayja para tí... dijo...

sexo...? cuando te sientes sucia, o te sientes vacia...debe ser, o es cuando no pusiste el alma...cuando el alma esta puesta en el acto carnal, entonces, ese acto se purifica...pasamos muchas cosas en la vida, podemos estar haciendo sexo...o tener sexo...pero amar, es cosa distinta, eso purifica cualquier cosa que pase entre dos seres que hacen el amor...

Sila dijo...

Efectivamente, es un manantial de energia pura, sin contaminaciones. El espíritu y el alma se amalgaman con el cuerpo... maravilloso!