sábado, 18 de diciembre de 2010

El caballo que no tenía sed

¿Qué hay que hacer para que beba un caballo que no tiene sed? Salvando las distancias, ¿qué hacer para devolver la sed y el gusto de Dios a los hombres que lo han perdido? ¿Y a los que se contentan sólo con licores, la tele o el auto?
¿A bastonazos? El caballo es más testarudo que nuestro bastón. Además ese antiguo método ha sido declarado demasiado directivo por los educadores modernos.
¿Hacerle tragar sal? Aún peor por lo que tiene de tortura psiquiátrica.
¿Cómo hacer beber, pues, a ese caballo respetando su libertad?
Sólo hay una contestación: encontrar otro caballo que tenga sed... y que beba mucho delante de su congénere, con alegría y voluptuosidad. Y esto, no para darle buen ejemplo, sino ante todo porque tenga sed, porque de verdad tenga sed, simplemente sed.
Un día, quizás su hermano, lleno de envidia, se pregunte si no haría mejor metiendo también él su hocico en el cubo de agua fresca.
Hacen falta hombres con sed de Dios, que son más eficaces que todas las necedades dichas sobre Él.

- Jacques Loew - “Fábulas y parábolas” -

8 comentarios:

Sergio dijo...

Hola Angeles,

es preciosa esta fábula y cuanta verdad en sus palabras...!

Gracias por compartir.

Te dejo saludos,

Sergio.

Alma Inquieta dijo...

Hola Ángeles,

me encanta tu blog... tan navideño...
y me encanta esta fábula. Es verdad, son necesarios más Hombres con sed de Dios...

Un beso y si no nos vemos antes... FELIZ NAVIDAD!!!

Ricardo Miñana dijo...

En estas fiestas tan entrañables,
en las que vivimos la ilusión y
recordamos a los que ya no están,
con mis mejores deseos de felicidad
deseo pases una feliz Navidad,
junto a tus familiares y amigos.

¡¡FELIZ NAVIDAD!!

Un abrazo.

Belkis dijo...

Hacen falta hombres con sed de verdad, de valores, de virtudes. Es eso lo que nos engrandece.
Aprovecho para dejarte un cariñoso saludo de navidad Angeles.
Muchos besos

EL AVE PEREGRINA dijo...

La sed...es necesaria, sin ella no ansiaríamos nada...seríamos seres inertes...solitarios e inhumanos.

Un beso.

Bella reflexión.

bixen dijo...

Dicen que el caballo es el animal que mejor sabe dónde hay agua, pero hay que darle rienda suelta (nunca mejor dicho) para que se dirija a ella.

MarianGardi dijo...

Así es, bella entrada.
También es cierto que esos caballos que beben, irradian energías que tocan a sus congéneres aún sin necesidad de hablar,
Como sabes el caballo simboliza a la Mente. Y el unicornio y Pegaso a la conciencia.
Un fuerte abrazo

Troba dijo...

Erase un caballo místico, seguro.
Saludos :)