viernes, 4 de junio de 2010

La niña del parque

Había una vez una niñita sentada en un parque. Todos le pasaban por el lado y nunca nadie se detenía a preguntarle que le ocurría. Vestida con un traje descolorido, zapatos rotos y sucios, la pequeña niña se quedaba sentada mirando a todo el mundo pasar. Ella nunca trató de hablar, no dijo una palabra.
Muchas personas pasaron pero nadie se detuvo. Al día siguiente yo decidí volver al parque a ver si la pequeña niña estaba ahí.
Sí, ahí estaba. En el mismo lugar en el que estaba ayer. Con la misma mirada de tristeza en sus ojos. Me dirigí hacía ella; al acercarme note que en su espalda había una joroba.
Ella me miró con una tristeza tan profunda que me rompió el alma. Me senté a su lado y sonriendo le dije:"hola". La pequeña me miró sorprendida y con una voz muy baja respondió a mi saludo.
Hablamos hasta que los últimos rayos de sol desaparecieron. Cuando solo quedábamos nosotros dos y la oscuridad alrededor, le pregunté por qué estaba tan triste.
La pequeña me miró y con lágrimas en los ojos me dijo: "Porque soy diferente".
Yo respondí con una sonrisa: "Lo eres".
Y ella dijo aún más triste: "Lo sé".
Yo le dije: "Pequeña, ser diferente no es malo. Tu me recuerdas a un Ángel, dulce e inocente".
Ella me miró, sonrió y por primera vez sus ojos brillaron con la luz de la alegría.
Despacio ella se levantó y dijo: "¿Es cierto lo que acabas de decir?".
"Sí", yo le respondí. "Eres como un pequeño Ángel guardián enviado para proteger a todos los que caminan por aquí".
Ella movió su cabeza afirmativamente y sonrió. Ante mis ojos algo maravilloso ocurrió. Su joroba se abrió y dos hermosas alas salieron de ahí.
Ella me miró sonriente y dijo: "Yo soy tu Ángel guardián".
No sabía que decir.
Ella me dijo: "Por primera vez pensaste en alguien mas. Mi misión está cumplida".
Yo me levanté y pregunté por qué nadie le había ayudado.
Ella me miró y sonriendo dijo: "Tú eres la única persona que podía verme". Y ante mis ojos desapareció.
Después de ese encuentro mi vida cambió dramáticamente. Cuando pienses que solo te tienes a ti mismo, recuerda que tu Ángel guardián está siempre pendiente de ti.

- Autor Desconocido -



15 comentarios:

Pao dijo...

Que hermosa historia... me dió mucha ternura.
Besos!!

Edit Liliana Ciotti dijo...

Que buena historia....
Que hermoso sería ver nuestro angel guardián!!!!
Lo bueno es que lo sabemos a nuestro lado y escuchamos (intuitivamente)sus consejos.
Cariños...

delfin en libertad dijo...

Aah, me llegó directo al corazón y se me ha estrujado de ternura. Me has conmovido enormemente. Bellísima historia para no olvidar.

Sina dijo...

Que historia más bonita!
Gracias.
Un abrazo muy luminoso.

El Drac dijo...

Qué lindo cuento; de verdad pocas veces nos fijamos en las personas y menos aún tomamos en cuenta sus dolencias y visicitudes. Un abrazo

serpai dijo...

Hola...!

Sabes...? Mi blog cuenta ya con un año...! Y para la ocasión he escrito algo que también es para ti... y, de paso, puedes ver que hay un sello que puedes llevar, si así lo quieres... Pues, como su nombre lo indica, sirve para "sellar" este vínculo que nos ha unido en este tiempo transcurrido...., eso me encantaría..., y haría completo este festejo y mi alegría...!
O si no..., te regalo una flor de Ceibo que es la flor de mi país: Argentina.

Gracias por tu presencia...!

Saludos,

SERGIO

El ave peregrina dijo...

Hermosa entrada Ángeles, un relato tierno y dulce, que nos ablanda un poco el corazón al leerlo. Un ángel maravilloso el que guía ese camino cuando esta oscuro.

Un abrazo amiga y feliz fin de semana.

Maria de los Angeles dijo...

Me emocionó, una historia preciosa y conmovedora, amo los angeles!
Un beso amiga!

ÓNIX dijo...

Que bella entrada...

debo reconocer que sentí gran ternura y no sólo eso, se me estrujó el corazón...

Lograste tocar una fibra muy profunda...

Bellísimo de verdad...

Saludos...

hoy dijo...

Precioso amiga!
Yo creo en el Ängel guardián, creo que puede hacer mucho por nosotros si somos "conscientes" de su presencia.
Me reconforta sentir que me acompaña..
PRECIOSO!

anamorgana dijo...

Que hermosa historia, me emocionan estas historias.
Quiero creer que tengo un ángel de la guarda,pero a veces es tan difícil...
Besos

Myriam dijo...

¡Precioso relato, precioso!

Besos

Olga i Carles dijo...

Los angeles siempre surgen en momentos inesperadeo. Cuando se está completamente desnudo y conectado con nuestra alma.


Gracias.

Belkis dijo...

Hermoso. Yo también creo en que todos tenemos un ángel de la guarda, aunque no todos somos capaces de encontrarlo y agradecerle su presencia en nuestras vidas.
Besitos Angeles

marga dijo...

:)))