lunes, 21 de junio de 2010

Dios tomó forma de mendigo

Dios tomó forma de mendigo y bajó al pueblo. Buscó la casa del zapatero y le dijo: “Hermano, soy muy pobre, no tengo ni una moneda en la bolsa, estas son mis únicas sandalias y están rotas, si me hicieras el favor...”.
El zapatero le dijo: “Estoy cansado de que todos vengan a pedir y nadie a dar”.
El Señor le dijo: “Yo puedo darte lo que tu necesitas”.
El zapatero desconfiado, viendo a un mendigo, le preguntó: “¿Tu podrías darme el millón de dólares que yo necesito para ser feliz?”.
El Señor le dijo: “Yo puedo darte diez veces más que eso, pero a cambio de algo”.
El zapatero preguntó: “¿A cambio de qué?”
El Señor le respondió: “A cambio... a cambio de tus piernas”.
El zapatero dijo: “Para qué quiero yo diez millones de dólares si no voy a poder caminar”.
Entonces el Señor le dijo: “Puedo darte cien millones de dólares a cambio de tus brazos”.
El zapatero dijo: “Para qué quiero yo cien millones de dólares si ni siquiera voy a poder comer solo”.
El Señor le dijo: “Bueno, entonces puedo darte mil millones de dólares a cambio de tus ojos”.
El zapatero pensó un poco y dijo: “Para que quiero yo mil millones de dólares si no voy a poder ver a mi mujer, a mis hijos, a mis amigos...”.
Entonces el Señor le dijo: “Hermano, hermano... qué fortuna tienes y no te das cuenta”.

- Facundo Cabral -


16 comentarios:

Dulce dijo...

Todos los mensajes sublimes que hoy me han llegado tienen que ver con tener y no poseer.
Agradecer lo que se tiene , sin contar las posesiones y estar profundamente agradecido a la vida por ello. >Te das cuenta que SIEMPRE aciertas amiga mía?
Un fuerte abrazo. Tu tierra siempre la tendrás porque está en TÍ!

;)
D.

mimbre dijo...

Hola Ángeles...

Con simples palabras y ejemplos del mismo calibre...Cuanto se puede enseñar¡¡ Lamentablemente siempre estamos preocupados por el medio vaso vacio, no tenemos en cuenta lo que tiene de lleno¡¡ Así somos los seres humanos¡¡
AMIGA MIA,que hermosura nos regalas¡ Facundo Cabral...Genio¡
Un abrazo enorme
Osvaldo

carmen rosa dijo...

Hola ¡

Permíteme presentarme soy Ana Rosa, Periodista y fanática de las webs de cine y demás, visité tu web y está interesante. Me encantaría poner un link de tu web en mis sitios web y así mis visitas puedan visitarlo también. Si estás de acuerdo no dudes en escribirme a: rosamcgonzales@gmail.com

Estos son algunos de mis portales:
http://www.peliculon.net
http://eldiariodeanabelen.blogspot.com/
http://cartelera21.blogspot.com
http://postmundo.com

Gracias, un abrazo.

El ave peregrina dijo...

Dios se manifiesta en todo momento y trata de hacernos ver...aquello que mejor nos conviene.

Bella entrada amiga.

((Cioran el pirata)) dijo...

Muy bonito.

Seria lindo poder aplicar aunque más no sea la mitad de las cosas que en tu lugar encontramos.

Besos

Sina dijo...

Que bella historia, es muy cierto que muchas veces no sabemos valorar lo que tenemos.
Gracias!
Un abrazo.

Myriam dijo...

Qué buena historia. Y Facundo Cabral, sabía muy bien del tema.
Lamentablemente, no valoramos lo que tenemos hasta que lo perdemos.

Damos por obvio muchas cosas. Demasiadas.

Besos

Ana Moreno dijo...

Excelente para recordar cuando creemos que no van bien las cosas.

Ricardo Miñana dijo...

Reflexivo y excelente post,
un placer leerte.
que tengas una feliz semana.

Adara dijo...

Muchas veces no valoramos todo lo que tenemos! Un texto que demuestra una gran verdad.

Un saludo!

delfin en libertad dijo...

Para detenerse y reflexionar. Gracias es muy hermoso. Un fuerte abrazo.

Juan Francisco dijo...

Es hermoso de verdad Ángeles. Tenemos con nosotros el mejor tesoro que se puede ambicionar y aún no estamos conformes. El ser humano es así. Ponemos por delante las cosas materiales y así nos va. Un abrazo Ángeles. Volveré pronto para ponerme al día.

*.Jessica.* dijo...

.:. (Y)
=(^.^)=
..(")O(") !! Buenas Tardes , paso hoy a saludarte, te agradesco mucho tu compañia en mi blog y te deseo todo lo lindo de la vida como siempre, besitos y que estes muy bien y dios te bendiga, tqm !!

Belkis dijo...

Muy buen texto. Realmente nos somos capaces de valorar y disfrutar las maravillas que tenemos por doquier. Viene muy bien recordarlo.
Un abrazo Angeles

Olga i Carles dijo...

Lo tenemos todo para ser feliz.
En nuestro cuerpo está todo compltamente edificado para manifestar ese encuentro de gratuidad.



Un abrazo.

Susana dijo...

Bellisimo tu blog. Felicitaciones, Dios te bendiga! saludos,
Susana