martes, 4 de mayo de 2010

Leyenda de Aracne

Cuenta la leyenda que Aracne era muy famosa por tener gran habilidad para el tejido y el bordado, hasta las ninfas del campo acudían para admirar sus hermosos tapices.
Tanto llegó a crecer su prestigio y popularidad que se creía que era discípula de Atenea (diosa de la sabiduría y de las hilanderas).
Aracne era muy habilidosa y hermosa, pero tenía un gran defecto: El orgullo.
Ella quería que su arte fuera grande por su propio mérito y no quería deberle sus habilididades y triunfos a la diosa.
Un día retó a la diosa, quien por supuesto aceptó. Primero, Atenea se le apareció a la joven en forma de anciana y le advirtió que se comportara mejor con la diosa, que la respetara y le aconsejó modestia.
Aracne, orgullosa e insolente desoyó los consejos de la anciana y le respondió con insultos. Atenea aunque se enfureció con tal situación, esperó al reto.
Ese día Aracne había convocado a mucha gente para que admiraran como una simple mortal estaba a la altura de una diosa. El reto comenzó, en el tapiz de la diosa, mágicamente bordado se veían los doce dioses principales del Olimpo en toda su grandeza y majestad. Además, para advertir a la muchacha, mostró cuatro episodios ejemplificando las terribles derrotas que sufrían los humanos que desafiaban a los dioses.
Por su parte, Aracne representó los amoríos deshonrosos de los dioses, como el de Zeus y Europa, Zeus y Dánae, entre muchos más. Las obras eran perfectas, pero Atenea encolerizada por el insulto hecho a los dioses, tomó su lanza, rompió el maravilloso tapiz y le dio un golpe a la joven. Ésta sin comprender, se sintió totalmente humillada e intentó quitarse la vida. Pero Atenea conmovida, no lo permitió, a pesar de la ofensa a los Dioses reconoció su superioridad en el tapiz y la convirtió en araña para que siguiera tejiendo por toda la eternidad.


13 comentarios:

galicia maravillas dijo...

te escribo despacito, desde ayer tengo una nueva conexión y ya empiezo con las incidencias, voy a paso de caracol! :) qué mala uva tenían los dioses!! :) un biquiño muy grande :)

El Drac dijo...

Como siempre, donde hay poder existe la prepotencia y el abuso, imagínense desde lejanos tiempos. Al final entonces sí la castigo, porque ella era una mujer NO una araña. Un abrazo

marga dijo...

Nuestro carácter nos hace meternos en problemas, pero es nuestro orgullo el que nos mantiene en ellos.
[Esopo]

Besos! :)))

El ave peregrina dijo...

Ese mal... de querer ser único...existe, el abuso del poder... sobre el débil debiera de erradicarse...

Un abrazo amiga.

CAS dijo...

Qué bueno que recuperes estas leyendas... son encantadoras y algo aprendemos.... bueno, teóricamente al menos!!! jajaj

Un fuerte abrazo Angelita...

RICARDO MIÑANA dijo...

Pienso lo mismo que Drac, donde
hay poder siempre existe la maldad,
la prepotencia y el abuso.
reflexivo y buen texto.
un placer leerte.
feliz semana.

Delia dijo...

Hola Angeles:
Estos relatos que tan bien nos retratan sacan a la luz lo más noble y lo más mísero de nosotros, son espejos en los que nos encontramos más allá de las épocas y las diferentes culturas. Siempre son un alerta para tener en cuenta.
Gracias y un abrazo.

sedemiuqse dijo...

Belleza que belleza y que imágenes!!!


Besos y amor
je

Dulce dijo...

Muy lindo y cierto... esos retos nos pueden, nos pierden...

delfin en libertad dijo...

Me encantan estas leyendas que marcan la pauta para reflexionar de forma profunda. Ah, el orgullo...que dificil. Espero que estes bien querida Ángeles. Un fuerte abrazo.

Ana Moreno dijo...

Al final la pusiste. Me alegra leerla de nuevo.

Belkis dijo...

Las pasiones humanas han existido siempre, son las que nos hacen mejores o peores personas, su aceptación nos lleva a trabajarlas y a mejorar en la vida.
Un abrazo Angeles

Olga i Carles dijo...

La prepoténcia nos perturba en el aprendizaje de nuestro destino.
La superioridad es el sello de lo maligno.
La sencillez, sabiendo que cada vez sabemos menos, es la Santidad del alma.


Gracias.