miércoles, 21 de abril de 2010

El camino para el amor

Sólo cuando estás bien contigo mismo puedes estar bien con los demás. Sólo cuando manejas tu soledad puedes manejar una relación.

Necesitas valorarte para valorar, quererte para querer, respetarte para respetar, y aceptarte para aceptar, ya que nadie da lo que no tiene dentro de sí.

Ninguna relación te dará la paz que tú mismo no crees en tu interior.

Ninguna relación te brindará felicidad que tú mismo no construyas.

Sólo podrás ser feliz con otra persona cuando seas capaz de decirle bien convencido: No te necesito para ser feliz.

Sólo podrás amar siendo independiente, hasta el punto de no tener que manipular ni manejar a los que dices querer.

Sólo se podrá ser feliz cuando dos personas felices se unen para compartir su felicidad, no para hacerse felices la una a la otra.

Para amar necesitas una humilde autosuficiencia, necesitas autoestima y la práctica de una libertad responsable.

Pretender que otra persona nos haga felices y llene todas nuestras expectativas es una fantasía narcisista que solo trae frustraciones.

Por eso, ámate mucho, madura, y el día que puedas decirle al otro:

"Sin ti la paso bien"

Ese día estarás más preparado para vivir en pareja.

- Autor desconocido -

16 comentarios:

Any dijo...

Y tiene mucha razón, por eso debe ser que hay tanto amor que no resulta; si uno no sabe estar solo y bien se convierte en un lastre para el otro.
besos

galicia maravillas dijo...

Tiene su lógica:))) moitos biquiñosssss y feliz tarde y noche:)) por aquí se escuchan truenos!! parece una tormenta de verano:))) muacsss

AMBAR dijo...

Necesitas valorarte para valorar, quererte para querer, respetarte para respetar, y aceptarte para aceptar, ya que nadie da lo que no tiene dentro de sí.
Parece un trabalenguas, pero es muy cierto, no puedes dar lo que no tienes, no puedes pretender ser quien no eres, y no ouedes vivir por mucho tiempo en la mentira ni en lo falso, por que no tienen fondo ni fundamento.
solo conocerte a ti misma con la sincera verdad te hará libre, para entregarte en pleno al camino de tu vida.
Muy buena reflexión.
Un abrazo.
Ambar.

roxana dijo...

Si yo le digo a mi marido que puedo vivir sin él, con lo machista que son los hombres de mi generacion, no lo entendería!!!!!!!!! pero yo si te entiendo y comparto lo que expresas!!!!
besitos

Lorena dijo...

Angeles, vos siempre regalándome las palabras que yo necesito oír!!!!!

Gracias!!!!

En mi blog hay un mimo para que pases a buscar...

BESOS

delfin en libertad dijo...

De acuerdo, pero es de humanos equivocarnos, caer, levantarnos para volver a empezar. Si desde el principio supiéramos todo...sería muy fácil y la vida es una lucha constante de aprendizaje, pero siempre hacia adelante, sin embargo me gusta la reflexión. Gracias por compartirla querida Ángeles. Un abrazo grande.

Vani dijo...

Sí Ángeles!! es así!! amémonos para poder amar al Otro... seamos felices con nosotros mismos y luego compartamos ese estado con quien esté a nuestro lado... me encantó este post!! Cariños!!

Myr dijo...

¡Qué bueno! ¡Yuppi! ¡LO ESTOY!

Besos

Merche dijo...

Primero deberemos llenar nuestra mochila de todo aquello que tanto deseamos poder dar a los demás, deberemos aprender que fluya dentro de ella esos tesoros, para luego poderlos brindar y compartir.

Precioso post, lleno de sabiduría, gracias por Compartir.

El ave peregrina dijo...

Cada uno debe de intentar buscarse su paz interna...luego la transmitirá a través de su manera de actuar ante la vida y sus semejantes.

Hermoso post... como todos los que subes.

Un abrazo desde Galicia.

galicia maravillas dijo...

:)) gracias por tu comentario:)) me quedo con tus enseñanzas antes de cerrar los ojos y sunergirme en el sueño:)) biquiñosss de boas noitesss:))))

Maria de los Angeles dijo...

Bello, justo y claro, sabiduria practica!
Un beso Angeles!

bixen dijo...

La foto es, ¿del final del sendero o, del "descansillo"?

merce dijo...

Así lo pienso yo, es muy bueno este descubrimiento y este aprendizaje.


Un abrazo Angeles

Belkis dijo...

Definitivamente cierto Angeles, nuestra felicidad no depende de los demás, sino de nosotros solamente y de la actitud con que afrontemos los acontecimientos del día a día.
Un abrazo muy grande

Olga i Carles dijo...

El cambio viene siempre de dentro hacia afuera.
Si uno se tranforma todo a nuestro alrededor sufre una gran transmutación. Esa es la Ley.



Una abrazo.