jueves, 18 de marzo de 2010

Todos tenemos hambre

Bien sabes que todos tenemos hambre: hambre de pan, hambre de amor, hambre de conocimiento, hambre de paz.. .
Este mundo es un mundo de hambrientos.
El hambre de pan, melodramática, soflamera, ostentosa, es la que más nos conmueve, pero no es la más digna de conmovernos, ¿Qué me dices del hambre de amor? ¿Qué me dices de aquel que quiere que le quieran y pasa por la vida viendo en todas parten mujeres hermosas, sin que ninguna le dé una migaja de cariño? ¿Pues y el hambre de conocimiento? ¿y el hambre del pobre espíritu que ansia saber y choca brutalmente contra el zócalo de granito de la Esfinge?
¿Y el hambre de paz que atormenta al peregrino inquieto, obligado a desgarrarse los pies y el corazón en los caminos? Todos tenemos hambre, sí, y todos, por lo tanto, podemos hacer caridad.
Aprende a conocer el hambre del que te habla ... en el concepto de que, fuera del hambre de pan, todas se esconden. Cuanto más inmensas, más escondidas ...
- Plenitud – Amado Nervo -


15 comentarios:

El ave peregrina dijo...

El hambre de pan esa yo la considero la mas importante, si ella falta la subsistencia se acaba, las otras son esas que bien dices...se esconden...

Bella reflexión Ángeles.

Un beso.

Edy Salazar U. dijo...

Hola quiero dejar la huella de mi visita. Preciosos son los pos que tienes la reflección es buena en estos tiempos. me alegro llegar a tu blog y más me alegra que seas generosa y compartas lo que tienes
la vida nos da tanto.Que Dios te bendiga y te cuide siempre
pequeño Angel de ternura
un abrazo

moderato_Dos_josef dijo...

Tienes razón. Creo que el hambre me impulsa a vivir...con ardor!
Un abrazo.

delfin en libertad dijo...

Amado Nervo que maravilla! Una entrada preciosa querida Angeles. Espero que sigas disfrutando del sol. Un abrazo muy grande!

Lorena dijo...

Qué certeza Angeles!!!!!! Cuán hambrientos estamos siempre de tantas cosas, que a veces ni nos damos cuenta.....sin embargo son los motores de nuestras vidas, las que le dan sentido!!!!!!

Besos

ÓNIX dijo...

Que hermoso Angeles...

Siempre ofreciendonos unas maravillosas palabras que nos invitan, nos motivan a reflexionar...

Disculpa mi imperdonable ausencia...

Acá estoy de regreso y muy contenta de leerte de esta manera especial y agradable como siempre...

Me quedaré leyendo un poco más...

Besos...!

Alma dijo...

Todo son ilusiones de nuestro cuerpo como matería, creo que la verdad se esconde sin hambre de nada, porque al nacer ya eramos TODO.

A DIOS MI BELLO ANGEL DORADO.

Juan Francisco dijo...

Una bonita reflexión de Amado Nervo, traida con car´ño por tí, Ángeles. Tal vez todas esas hambres sean malas, amiga mía, pero el hambre de pan yo creo que es la más terrible en cuanto a que es la más perentoria, la que más urge. Me pongo en el lugar de un padre o una madre sin nada que dar a sus hijos (lo conocí de niño y me duele pensar que puedo tener que llegar a ver otra vez gente sufriendolo)y resulta estremecedor. Las otras son solo hambre de esperanzas -se pueden conseguir- de amor, de sueños, en una palabra, todo eso se puede lograr. Pero el hombre de pan...
Un abrazo, amiga Ángeles. Merece la pena pasar por aquí, porque merece la oena que de vez en cuando alguien nos espolee la conciencia. Besos.

anamorgana dijo...

Estupendo Amado Nervo.
La que considero más importante y más dolorosa.
Besos
Buen fin de semana

Xiomara Beatriz dijo...

El hambre física es prioritaria seis millones de niños fallecieron el pasado año por problemas derivados de la desnutrición…según un informe de la ONU…pero el hombre siempre está hambriento es lo que promueve la vida…el desarrollo...posiblemente muchas de estas hambres no son las más beneficiosas…besos y mi cariño para ti

Ana Moreno dijo...

Yo pienso que el hambre del cuerpo es mu mala.Lo demás ya vendrá.. ya...primero dame de comer y después ...lo demás.

Myr dijo...

Todos tenemos distintos tipos de hambre. Después de la ligada a la supervivencia física, el hambre de amor es la peor...

Besotes cariñosos

Belkis dijo...

Todos tenemos hambre de tantas cosas Angeles y lo peor es cuando no encontramos quien las sacie y nos consumimos poco a poco en las carencias que nos llevan al pozo de la desdicha.
Muy bello. Ay Nervo.....
Besitos

marga dijo...

Cuanto más inmensas, más escondidas, cierto...

:)))

CAS dijo...

Cuánto tiempo tienen estas palabras.
Y el ser humano sin comprender las necesidades de los otros..sea cual sea...

un abrazo.