sábado, 20 de marzo de 2010

Leyenda de la primavera

Cuenta Homero que hubo un tiempo en el sureste de Europa en que reinaba la eterna primavera. La hierba siempre era verde y espesa y las flores nunca marchitaban. No existía el invierno, ni la tierra yerma, ni el hambre. La artífice de tanta maravilla no era otra que la diosa de la fecundidad de los campos, Démeter (la Madre Tierra).
Démeter se convertiría en la cuarta esposa de Zeus, padre de todos los dioses, dueño y señor del cielo. De este matrimonio nacería Core (doncella), que después recibiría el nombre de Perséfone.
La criatura era el amor de su madre, y una joven de gran hermosura. Solía acercarse a un campo repleto de flores a jugar. Un día pasó por allí el terrible Hades, dios de los infiernos, con su temible carro tirado por caballos. Se encandiló de Perséfone y la raptó para llevarla al subsuelo, a su territorio.
Démeter, al no aparecer su hija, empezó a preocuparse y fue en su busca. Para ello encendió dos antorchas y, con una en cada mano, emprendió una peregrinación de nueve días y nueve noches en su busca. Todo fue inútil. Al décimo día el Sol, que todo lo ve, se atrevió a decirle quién se había llevado a su hija. Irritada por la ofensa, Démeter decidió abandonar sus funciones y el Olimpo. Vivió y viajó por la tierra. Esta se quedó desolada y sin ningún fruto ya que, privada de su mano fecunda, se seca y las plantas no crecen.
Zeus, ante el desastre que se estaba produciendo, se vio obligado a intervenir de alguna forma. Sin embargo no le fue posible devolver a Perséfone a su adorada madre. ¿Por qué? Porque la muchacha había probado el fruto de los infiernos (la granada) y le era imposible regresar al mundo de los vivos y abandonar las profundidades.
Así las cosas, se pudo finalmente llegar a un compromiso. El acuerdo permitía a la joven mantenerse al lado de su esposo durante un período del año (unos mitólogos dicen medio año, otros un poco más) y volver al lado de su madre.
Cuando Perséfone regresa con su madre, Démeter muestra su alegría haciendo reverdecer la tierra, con flores y frutos. Por el contrario, cuando la joven desciende al subterráneo, el descontento de su madre se demuestra en la tristeza del otoño y el invierno. Así se renueva anualmente.


22 comentarios:

Ana Moreno dijo...

Me encantan las leyendas paganas. ¡Viva Deméter¡

Pao dijo...

Ángeles ,tengo un regalito para vos en mi blog!!!!!
Pasalo a buscar!!!
Besotes !!!

Myr dijo...

¡Muy Feliz Primavera! Yuppiiiii te lo puedo decir, si estuvieras en Argentina no podría.

Besos

Belkis dijo...

Así como los humanos atravesamos por diferentes etapas en la vida, la madre naturaleza nos obsequia con diferentes etapas para que ayudada por sus amigos, el sol, la lluvia, el viento, las estrellas… podamos disfrutar de tantas cosas bellas.
Bonita leyenda Angeles

Merche dijo...

Precioso post, ahora entiendo porque la primavera es mi estación del año preferida..
Tenía una historia Mágica escondida..

Un beso lleno de Color

Luz del Alma dijo...

Gracias Angeles, que buen recibimiento. Vengo de un blog amigo y me encuentro ahora con el Olimpo y sus dioses.
Desde este comienzo del otoño te deseo una feliz primavera!
Abrazo de luz, Mirta

marga dijo...

Qué lindo para recibir la primavera! :)))

Ten un Domingo maravilloso!

Besos!
(ya tengo mi ordenador!)

marga dijo...

Se me olvidaba....
Gracias por estar conmigo a pesar de mis pocas actualizaciones todo este tiempo.
Te quiero un montón!

Alma Mateos Taborda dijo...

Precioso post para recibir la primavera. Excelente! Un abrazo grande.

Troba dijo...

feliz primavera!

marga dijo...

Gracias por el premio!!!! :)))

Me encantó ese cruce de caminos!

:))) ♥

El ave peregrina dijo...

Hermosa entrada Ángeles, he aquí porque la primavera se llena de flores y colorido, proporcionando esa alegría en los rostros...y cuando nos dice adiós hasta el año que viene...llega la nostalgia...sobre todo cuando el verano nos lleva al otoño...


Un beso.

delfin en libertad dijo...

Preciosa e interesante leyenda, me encanta. La primavera es maravillosa, fresca, colorida, llena de encanto y magia. Un fuerte abrazo. Que estes muy bien.

bixen dijo...

Si Cronos y Rea eran los padres de Zeus...
P.D.: Vivo en la Avenida Homero.

Delia dijo...

!Feliz primavera querida Angeles!, hermosa esta leyenda que abarca la totalidad de la manifestación divina.

En mi entrada te dejé un saludo.

Besos.

mimbre dijo...

Hola Ángeles...
Me encantan las fabulas y los cuentos de este tipo, me transportan a la niñes, ese tiempo que nunca debio pasar...
Muy buena historia, el amor de una madre no tiene fin¡¡
Un abrazo enorme y gracias por el obsequio,AMIGA¡
Osvaldo

Eva- La Zarzamora dijo...

Yo creo que últimamente el marido la deja salir poco y así nos va con el clima;)

Bonitas son las leyendas, todas.

Besos Ángeles.

Maria de los Angeles dijo...

Hola tocaya, la mitologia siempre me atrajo y este relato es maravilloso, las madres somos asi y Demeter lo confirma!.
Feliz primavera!! aqui en Argentina se va el verano...
Un beso!!

Any dijo...

Conocía la leyenda. Siempre pensé que Core lo estaba pasando bomba con Hade, sin embargo se avino al trato por darle el gusto a su madre. Y ese sacrificio merece una primavera, si señor!
Por aca vamos camino al otoño, que no está mal, me gusta esa estación. Ud está dividida entre dos estaciones, materialmente disfruta la primavera y en el pensamiento lleva la imagen del Bv. Oroño cubierto de hojas, o no?
besos conciu!

Edy Salazar U. dijo...

Hola Ágeles es leyenda mi madre me la leyo pero jámas volvi a leer y gusto he tenido al verla publicada en tu blog.Por esta parte del continente iniciamos el la estación de otoño época romantica de amores y desamores, de poesías y de algunas lluvias
Que el Arcangel San Miguel te cubra con su luz celestial
un beso

Alma dijo...

feliz primavera, mi vida, y que vivas florecida durante todo el tiempo.

Besitos de dragón primaverales.

bardinda dijo...

Preciosa historia.

Un saludo