martes, 30 de marzo de 2010

El origen del mundo

Hacía pocos años que había terminado la guerra de
España y la cruz y la espada reinaban sobre las ruinas
de la República. Uno de los vencidos, un obrero anarquista,
recién salido de la cárcel, buscaba trabajo. En
vano revolvía cielo y tierra. No había trabajo para un
rojo. Todos le ponían mala cara, se encogían de hombros
o le daban la espalda. Con nadie se entendía, nadie
lo escuchaba. El vino era el único amigo que le quedaba.
Por las noches, ante los platos vacíos, soportaba sin decir
nada los reproches de su esposa beata, mujer de misa
diaria, mientras el hijo un niño pequeño, le recitaba el
catecismo.
Mucho tiempo después, Josep Verdura, el hijo de aquel
obrero maldito, me lo contó en Barcelona, cuando yo
llegué al exilio. Me lo contó: Él era un niño desesperado
que quería salvar a su padre de la condenación eterna y
el muy ateo, el muy tozudo, no entendía razones.
- Pero papá - le dijo Josep llorando - si Dios no existe,
¿Quién hizo el mundo?
- Tonto - dijo el obrero, cabizbajo, casi en secreto -.
Tonto. Al mundo lo hicimos nosotros, los albañiles.

- El libro de los abrazos – Eduardo Galeano -


14 comentarios:

DULCE dijo...

E-X-C-E-L-E-N-T-E!!!!!
me gustó muchisimo la moraleja de la historia!
Disfruto releyendo a Galeano, tengo el libro que mencionas.
Te dejo un abrazo solo mio de mi pa ti!
Thanks Angeles
Dulce

anamorgana dijo...

Me gusto mucho la historia. Releeré a Galeano. Gracias por recordarmelo.
Besos

Adara dijo...

Que linda moraleja! Estas son las buenas historias, las que te hacen pensar.

Un saludo!

El ave peregrina dijo...

Historia con arte y moraleja, al pobre obrero sus ideales le traicionaron...y en su pensar...las ideas no le faltaban.

Un abrazo Ángeles.

Delia dijo...

!Muy buena la respuesta!!! me adhiero.
Un beso.

marga dijo...

He leido poco de Galeano, pero lo poco que he leido, me gusta.

Muy bueno.

:)

Any dijo...

Galeano siempre te deja tecleando, el Libro de los Abrazos tiene un millón de estas pequeñas historias, a cual mejor.
un abrazo

AMBAR dijo...

Hola, paso a visitarte del blog de Marina.
Que grandes verdades, pelear por el mando y el poder, poner miembros de la misma familia unos en contra de otros y total solo para destruir lo que encontraban a su paso, los dos bandos por igual.
Precios y verdaderos los sentimientos expuestos en ese poema.
Un cariño saludo.
Ambar.

Yamuna dijo...

Es la primera vez que entro en tu blog y volveré, me gusta ...
El Libro de los Abrazos tiene historias muy ciertas.
Un abrazo luminoso para ti, Sina

Geraldine, dijo...

muy dulce....ingenuo....todos experimentamos el mundo y su origen de maneras diferentes.

Ana Moreno dijo...

Pues tenía toda la razón. ¿No se le llama acaso el Gran Arquitecto? ;) jejejeje

Joy dijo...

Me ha encantado esta historia de Galeano; conozco poco de él, pero te agradezco que nos lo hayas traído, y así buscaré este libro.

Es la primera vez que entro en tu blog, desde el espacio de Delia, pero volveré...

Si te apetece visitarme, serás bienvenida
http://espirituavalon.blogspot.com/

Un cálido abrazo

Olga i Carles dijo...

Pues es cierto.
La base del mundo es obra del pensamiento.
La base de la meteria es la madera que crece y se transforma.



Gracias.

María Jesús Verdú dijo...

Excelente entrada que me ha hecho sentir bien. Siempre es un placer pasear por tu rincón virtual. Espero que estés pasando una buena semana santa. Saludos