viernes, 22 de enero de 2010

Nasrudin y el Huevo

Cierta mañana Nasrudin – el gran místico sufí que siempre fingía ser loco – envolvió un huevo en un pañuelo, se fue al medio de la plaza de su ciudad y llamó a los que pasaban por allí.
- ¡Hoy tendremos un importante concurso! – dijo – ¡Quien descubra lo que está envuelto en este pañuelo, recibirá de regalo el huevo que está dentro! Las personas se miraron, intrigadas, y respondieron:
-¿Cómo podemos saberlo?
¡Ninguno de nosotros es adivino!
Nasrudin insistió:
- Lo que está en este pañuelo tiene un centro que es amarillo como una yema, rodeado de un líquido del color de la clara, que a su vez está contenido dentro de una cáscara que se rompe fácilmente. Es un símbolo de fertilidad, y nos recuerda a los pájaros que vuelan hacia sus nidos, Entonces, ¿quién puede decirme lo que está escondido?
Todos los habitantes pensaban que Nasrudin tenía en sus manos un huevo, pero la respuesta era tan obvia que nadie quiso pasar
vergüenza delante de los otros.
¿Y si no fuese un huevo, sino algo muy importante, producto de la
fértil imaginación mística de los sufis? Un centro amarillo podía significar algo del sol, el líquido a su alrededor tal vez fuese algún preparado de alquimia. No, aquel loco estaba queriendo que alguien hiciera el ridículo.
Nasrudin preguntó dos veces más y nadie se arriesgó a decir algo impropio.
Entonces él abrió el pañuelo y mostró a todos el huevo.
- Todos vosotros sabíais la respuesta – afirmó – y nadie osó traducirla en palabras.
Así es la vida de aquellos que no tienen el valor de arriesgarse: las soluciones nos son dadas generosamente por Dios, pero estas personas siempre buscan explicaciones más complicadas, y terminan no haciendo nada.

- Paulo Coelho -




15 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Me encanto.. maravilloso.. que gusto pasar a por tu blog..

Perdón por mi ausencia siempre es un gusto visitarte..

Un abrazo
Con mis
Saludos fraternos de siempre..

Que tengas un buen fin de semana...

Geraldine, dijo...

a veces uno no pregunta o no actúa sabiendo de antemano lo que va a suceder...por eso es mejor estar ignorante a cada instante de la vida, sino sería tan obvio todo, que quedaríamos paralizados.(me parece que no se entendió o no me expresé)

El Drac dijo...

Sí es la verdad la gran mayoría de vecs dejamos pasar grandes oportunidades por simple timidez, por no querer que otros vean que también somos humanos y nos equivocamos. Un abarzo buen post

Merche dijo...

Cuantas veces dejamos olvidados el Coraje, la Valentia, la Fuerza, y dejamos que la Timidez, el Orgullo, la Tozudez, nos ganen en algunas batallas...
Hay que acordarse siempre de llevar cogidos de la mano al Coraje, abrazarse a la Fuerza y bailar siempre al lado de la Valentia, para estar siempre dispuestos a arriesgarnos, porque la Vida són riesgos.
Un beso lleno de Valor.

marga dijo...

Exacto, no nos arriesgamos por miedo a perder y el que pierde es precisamente el que no se arriesga.

Feliz finde mi amiguita!!!

Besos!!!

El ave peregrina dijo...

Ángeles, a veces el miedo a "meter la pata" como se suele decir...nos apocopa un poco y preferimos callar.

Un agarimoso saludo.

RMC dijo...

Excelente texto y bonito blog,
ha sido un placer pasar por
tu casa,
feliz semana
un abrazo

delfin en libertad dijo...

Nos paraliza el miedo, al ridículo muchas veces. Muy buena reflexión. Un fuerte abrazo, que estés muy bien.

Carrachina dijo...

a mi me pasa mucho empiezo a pensar si podre hacerlo, como lo haré y luego me echo para atrás.
Todos tenemos las respuestas pero no el valor de llevarlas a cabo.
es muy cierto, por eso me gusta tanto Paulo siempre sabe sacarte de ese lugar tan cómodo que es la rutina.
Besos Angeles.
Tienes dos premios que son para todos mis seguidores, si te apetece en mi blog.

Aracne dijo...

Coelho tan acertado como siempre

Myr dijo...

Arriesguémonos y Vivamos.... de eso se trata. Besos

Red. dijo...

Me encantó tu blog!!

Me quedo. Besos,

beker dijo...

La vida se recorre una vez, hay que sentirla... pese a todo. Un abrazo grande

Alma dijo...

Así es nos ponemos retos difíciles y la verdad es que todo es más sencillo de lo que pensabamos.

Besitos dorados.

Delia dijo...

Qué hermosa metáfora!! gracias por traerla para nosotros.
Un beso