jueves, 14 de enero de 2010

Miedo a la luz

Nuestro miedo más profundo no es el de ser inadecuados.

Nuestro miedo más profundo es el de ser poderosos más allá de toda medida. Es nuestra luz, no nuestra oscuridad, lo que nos asusta.

Nos preguntamos: ¿Quién soy yo para ser brillante, hermoso, talentoso, extraordinario?

Más bien, la pregunta a formular es: ¿Quién eres tú para no serlo?

Tu pequeñez no le sirve al mundo. No hay nada iluminado en disminuirse para que otra gente no se sienta insegura a tu alrededor. Has nacido para manifestar la gloria divina que existe en nuestro interior. Esa gloria no está solamente en algunos de nosotros; está en cada uno. Y cuando permitimos que nuestra luz brille, subconsciente le damos permiso a otra gente para hacer lo mismo. Al ser liberados de nuestro miedo, nuestra presencia automáticamente libera a otros.

- Marianne Williamson -


18 comentarios:

RMC dijo...

Muy bello tu texto,
un placer pasar por tu casa.

que tengas una feliz semana
un abrazo
RMC

Olga i Carles dijo...

Lo mismo pensamos nosotros..
Precioso y totalmente verdadero.
Somos imàgen de lo más grande. Formamos parte de toda la creación.
Cuando lo sintàmos en el corazón sin cuestionar, estaremos en el camino cofrecto.

Petonets.

Merche dijo...

"Enciende la luz en tu interior, en el templo de tu corazón, con el fin de que ilumine tu camino de regreso a la fuente y de que sirva a otros como luz de la esperanza".

"Un petó ple de Llum"
"Un beso lleno de Luz"

Carrachina dijo...

que razón tiene esta entrada pero que dificil es verse grande y digno de dicha y luz,, estos miedos que nos encierran y no nos dejan ser como realmente somos.
Un abrazo Angeles, yo también me siento muy cerca de ti.
Un beso enorme y valoro tu amistad

Gara dijo...

El miedo siempre nos paraliza en todos los ámbitos.

Un placer leerte.

Un abrazo de luz violeta

Geraldine, dijo...

hay que andar con la autoestima bien alta y en positivo!

Aracne dijo...

De los mejores textos que has puesto, para mí sin duda. LO copio para leerlo de vez en cuando. Bravo¡ sigue inspirándonos.

Myr dijo...

¡Tenemos que SER bien redonditos y coloridos.....y brillar! Besos

delfin en libertad dijo...

Ay, que apropiado, en el momento adecuado. La luz que mucha veces nos hace tanta falta. El miedo, si el miedo paraliza. Lo tendré siempre presente, es bellísimo. Gracias. Un enorme abrazo y gracias por tu visita.

salvadorpliego dijo...

Excelente escrito. Una invitación para poner los pies en la tierra.

Un placer leerte. Saludos.

Dulce dijo...

Ay churri, si es lo que yo digo. Todo lo que publicas me llega al alma... es como si me leyeras el pensamiento o supieras qué me está pasando...
Eres como el karma que siempre necesito- de verdad!
Me viene de luces esto , amor de ángel> TÚ

marga dijo...

No debemos guardar nada oscuro en nuestro interior, ni remordimientos ni arrepentimientos. Ni envidias ni frustraciones o apegos...


No debemos perder nunca la fe en nosotros, debemos aprender a fluir... ¡Como la luz!

Besos!!! :)))

casi, casi de vuelta estoy :)))

Dulce dijo...

..Y acabo de pasar por otra bloguera amiga (Stacey)y mira qué publicó hoy!
“Spiritual progress is like detoxification. Things have to come up in order to be released. Once we have asked to be healed, then our unhealed places are forced to the surface.”
- Marianne Williamson

TE LO PUEDES CREER?

CAVA dijo...

Wow, que buen post, con un gran mensaje, debemos recordarlo siempre...!¡!

Un beso y un abrazo.

Jurema dijo...

Más autentico imposible!
Es la luz divina esplendor insoportable, difícil reconocerla como nuestra...hacia ella vamos si remisión.

Besitos lindos

Paco Alonso dijo...

El miedo, la eterna amenaza para la felicidad, para el amor, nuestra frontera impuesta por nosotros mismos, derrumbemos las murallas que nos impiden la luz.

Gracias por compartir.

Cálido abrazo.

CAS dijo...

Interesante planteo.... pero es difícil perder el temor a herir, sobre todo teniendo en cuenta, las limitaciones que nos provocan nuestros fracasos, esa imposibilidad de entender que no dependen del éxito de los demás, y que los demás por tener cualidades no son culpables de nada, por el contrario, quizá sean los "responsables" de que les vaya bien...
Insisto, me parece interesantísimo reveer estas actitudes solo que hay que hacerlo con los pies sobre la tierra, y en el mundo conflictivo y limitado en que vivimos.
Un fuerte abrazo.

Alma dijo...

Bueno yo soy el amor que camina por la Tierra.

Sin ego, pero felíz, porque me siento Luz de Amor!!!

Estaré loca????