lunes, 25 de enero de 2010

La leyenda del arco iris

Cuentan que hace mucho tiempo los colores empezaron a pelearse. Cada uno proclamaba que él era el más importante, el más útil, el favorito. El verde dijo: “Sin duda, yo soy el más importante. Soy el signo de la vida y la esperanza. Me han escogido para la hierba, los árboles, las hojas. Sin mí todos los animales morirían. Mirad alrededor y veréis que estoy en la mayoría de las cosas”. El azul interrumpió: “Tú sólo piensas en la tierra, pero considera el cielo y el mar. El agua es la base de la Vida y son las nubes las que la absorben del mar azul. El cielo da espacio, y paz y serenidad. Sin mi paz no seríais más que aficionados. El amarillo soltó una risita: “¡Vosotros sois tan serios! Yo traigo al mundo risas, alegría y calor. El sol es amarillo, la luna es amarilla, las estrellas son amarillas. Cada vez que miráis a un girasol, el mundo entero comienza a sonreír. Sin mí no habría alegría”. A continuación tornó la palabra el naranja: “Yo soy el color de la salud y de la fuerza. Puedo ser poco frecuente pero soy precioso para las necesidades internas de la vida humana. Yo transporto las vitaminas más importantes. Pensad en las zanahorias, las calabazas, las naranjas, los mangos y papayas. No estoy, todo el tiempo dando vueltas, pero cuando coloreo el cielo en el amanecer o en el crepúsculo mi belleza es tan impresionante que nadie piensa en vosotros”. El rojo no podía contenerse por más tiempo y saltó: “yo soy el color del valor y del peligro. Estoy dispuesto a luchar por una causa. Traigo fuego a la sangre. Sin mí la tierra estaría vacía como la luna. Soy el color de la pasión y del amor; de la rosa roja, la flor de pascua y la amapola”. El púrpura enrojeció con toda su fuerza. Era muy alto y habló con gran pompa: “Soy el color de la realeza y del poder. Reyes, jefes de Estado, obispos, me han escogido siempre, porque el signo de la autoridad y de la sabiduría. La gente no me cuestiona; me escucha y me obedece”. El añil habló mucho más tranquilamente que los otros, pero con igual determinación: “Pensad en mí. Soy el color del silencio. Raramente repararéis en mí, pero sin mí todos seríais superficiales. Represento el pensamiento y la reflexión, el crepúsculo y las aguas profundas. Me necesitáis para el equilibrio y el contraste, la oración y la paz interior. Así fue cómo los colores estuvieron presumiendo, cada uno convencido de que él era el mejor. Su querella se hizo más y más ruidosa. De repente, apareció un resplandor de luz blanca y brillante. Había relámpagos que retumbaban con estrépito. La lluvia empezó a caer a cántaros, implacablemente. Los colores comenzaron a acurrucarse con miedo, acercándose unos a otros buscando protección. La lluvia habló: “Estáis locos, colores, luchando contra vosotros mismos, intentando cada uno dominar al resto. ¿No sabéis que Dios os ha hecho a todos? Cada uno para un objetivo especial, único, diferente. Él os amó a todos. Juntad vuestras manos y venid conmigo”. Dios quiere extenderos a través del mundo en un gran arco de color, como recuerdo de que os ama a todos, de que podéis vivir juntos en paz, como promesa de que está con vosotros, como señal de esperanza para el mañana”. Y así fue como Dios usó la lluvia para lavar el mundo. Y puso el arco iris en el cielo para que, cuando lo veáis, os acordéis de que tenéis que teneros en cuenta unos a otros.

- Desconozco el autor -


26 comentarios:

..NaNy.. dijo...

Hola Precioso el escrito. Esta claro que cada color tiene su mision me gusta el arco iris y sus colores son preciosos y animan. Saludos

Aracne dijo...

AH¡¡¡preciosooooo, me encantó. A ver si me lo aprendo de memoria para contarselo a mis nietos del futuro jejejej.

DIAVOLO dijo...

Pues el mundo sigue necesitado de un buen lavado... verdad?

Besos, maestra.

Sol dijo...

Supongo que como en la vida cada uno tiene una función muy importante. un motivo, un por que?...
Cada uno pone parte de si para este mundo, como los colores del arco iris...
Hermoso Angeles... como siempre... cada post una leccción!!!
Besos llenos de luz cielo!!!

Olga i Carles dijo...

My buen escrito sobre los colores.
Cada uno es importante y hermano del otro.

Todos en conjunto equilibran las fases del mundo.

Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Que bonito es todo aquí.
Siempre.

Besos.

Merche dijo...

Sín Palabras... en este post:

Bellos Y Tiernos recuerdos me llevan cogida de la mano de mi abuelo y como un regalo del cielo contemplando La Maravilla del Arco Iris, él me preguntó, "cada color esconde un gran dulce Tesoro, mira a través de ellos y ¿dime pués lo que ves?"......

Cada color representa a uno de nosotros, todos tenemos algo Maravilloso en nuestro Interior que Dar, que Compartir a los demás, y si aprendemos de ellos, si nos Unimos y no nos peleamos entre nosotros,yo me pregunto:
¿Si ellos lograrón unirse y juntos hicierón esa Belleza Infinita que es el Arco Iris, que lograriamos nosotros!!!?.
Un besazo color tutti Fruti.

El ave peregrina dijo...

Que bonita esta historia Ángeles, es verdad Dios nos creó para que vivamos como hermanos, y por lo tanto si no es de una manera u otra siempre nos necesitaremos, porque la vida es una cadena y nosotros sus argollas.

Un beso.

Shanty dijo...

Precioso cuento, para archivarlo.
Abrazos.

delfin en libertad dijo...

Creo que es una gran lección sin duda. Sería bueno recordarla más a menudo. Precioso, llena de buenas vibras mi querida Angeles. Por cierto aquella vez me preguntaste el mío, y el tuyo cual es? jejejeje. Un abrazote.

Gara dijo...

Todos somos diferentes pero tenemos la misma esencia, así que, tolerémosnos y aprendamos unos de otros.

Féliz comienzo de semana

Un abrazo

Dulce dijo...

LA verdad... no sé cómo lo haces, pero siempre consigues darme lo que necesito... en el preciso momento... Tienes un poder especial- chikilla. Por eso siento que eres tan querible... Un Angel, con mayúsculas!
Un Abrazo enorme linda mujer!
;)

El Drac dijo...

Bonito y muy didáctico relato. Me encantó porque es para niños y para grandes.Un besoptegarcias por compartir

Adolfo Payés dijo...

La vida la reflexión me gusto.


Un abrazo
Saludos fraternos.

delfin en libertad dijo...

Gracias mi querida Angeles, al contrario si vieras cuanto he tratado de aprender leyéndote, principalmente con la paciencia y la tristeza, bueno la verdad es que subo y bajo, pero intento, intento... el equilibrio. Un fuerte abrazo.

Adara dijo...

Qué bonito! Me ha gustado mucho leer el texto.

Estoy un poco saturada de exámenes, por eso no me ves mucho por aquí, pero aunque no deje comentarios, siempre doy una vueltecita.

Un abrazo!

galicia maravillas dijo...

:) gracias Ángeles por tu visita!! y por ser y estar :)) qué bonita historia llena de luz, y colores :)) moitos biquiñosss :) muy bonito avatar, como el anterior :)) muacssss!!

marga dijo...

Que leyenda tan bonita!!!
Me encanta ver el arco iris, siemppre me quedo mirándolo hasta que desaparece...es...mágico!!! =)

Besos!!! =)

Delia dijo...

Precioso esto de sentirse un color del mismo arco iris que nos abraza a todos.
Gracias Angeles por tu luz.

Aura Violeta dijo...

me encantaaaaaaaaaaa y con tu permiso me lo llevo al bosque de los cuentos
muackkk besitos!

RMC dijo...

Muy bello el texto, a cada color lo suyo, un placer leerte.
feliz semana
un abrazo.

Maria de los Angeles dijo...

Que linda historia, me encantó!!
Besitos de arcoiris!!

Delia dijo...

Aaaaay, nada se te escapa!!!, jajaja, fue el 3 de diciembre....pero como no nací ni moriré, hagamos un brindis ahora o en cualquier momento!
Un beso.

Geraldine, dijo...

todos somos parte de lo mismo y tiene sentido...las personas no lo entienden....venimos de lo mismo y vamos hacia lo mismo.

Anónimo dijo...

Me encanta el arcoiris y me identifico con el color azul.

Sinceramente bello lo que pone en su blog.

Belkis dijo...

Una muestra más de que todos somos importantes. Todos somos uno y nos complementamos perfectamente para lograr un fin común. Para poder ver el arcoiris primero hay que soportar la lluvia.
Muy bonita historia Angeles.
Besitos