viernes, 6 de noviembre de 2009

Observar

-¿Puedes conseguir, de verdad, que otro piense lo que tú quieres? -le pregunté.

Me respondió amablemente con la tranquilidad y objetividad de su madurez adulta:

-No -dijo-, eso no es posible. No tenemos una voluntad libre, aunque el párroco haga como si así fuera. Ni el otro puede pensar lo que quiere, ni yo puedo obligarle a pensar lo que quiero. Lo único que puede hacerse es observar atentamente a una persona; generalmente se puede decir luego con exactitud lo que piensa o siente y, por consiguiente, también se puede predecir lo que va a hacer inmediatamente después. Es muy sencillo; lo que ocurre es que la gente no lo sabe.

Naturalmente se necesita entrenamiento. Entre las mariposas hay, por ejemplo, cierta especie nocturna en la que las hembras son menos numerosas que los machos. Las mariposas se reproducen como los demás animales: el macho fecunda a la hembra, que pone luego los huevos; si capturas una hembra de esta especie -y esto ha sido comprobado por los científicos- los machos acuden por la noche, haciendo un recorrido de varias horas de vuelo. Varias horas, ¡imagínate!

Desde muchos kilómetros de distancia los machos notan la presencia de la única hembra de todo el contorno. Se ha intentado explicar el fenómeno, pero es imposible. Debe de tratarse de un sentido del olfato o algo parecido, como en los buenos perros de caza, que saben encontrar y perseguir un rastro casi imperceptible.

¿Comprendes? Ya ves, la naturaleza está llena de estas cosas, y nadie puede explicarlas. Y yo digo entonces: si entre estas mariposas las hembras fueran tan numerosas como los machos, éstos no tendrían el olfato tan fino. Lo tienen únicamente porque lo han entrenado.

Si un animal o un ser humano concentra toda su atención y su voluntad en una cosa determinada, la consigue. Ese es todo el misterio. Y lo mismo ocurre con lo que tú dices. Observa bien a un hombre y sabrás de él más que él mismo.

- Demian - Hermann Hesse -


13 comentarios:

Aracne dijo...

Si un animal o un ser humano concentra toda su atención y su voluntad en una cosa determinada, la consigue. Ese es todo el misterio.....Magnífico

Sol dijo...

A veces cuando leo los comentarios me doy cuenta que despues de leer un texto a la mayoria nos queda en la memoria casi... la misma parte!!!
Acabo de descubrirlo de nuevo, justo la que Aracne marco es la que me quedó mas presente de todo el escrito.
Concentrarse y ponerle las ganas y todas las fuerzas a algo que deseas... (en otras palabras) las mias... y conseguiras lo que deseas...
Muy bueno!!!
Besitos cielo, buen finde!!!

Juan Francisco dijo...

Mas o menos, también coincido, pero la verdad es que lo oímos a menudo ¿no? Según los medicos, la fe cura tantos enfermos como la medicina. No se si será verdad, pero al menos es bonito creerlo. Un abrazo Ángeles y buen fin de semana.

delfin en libertad dijo...

La observación junto con la intuición hacen maravillas. Feliz finde, un abrazo.

Adolfo Payés dijo...

Es parte de lo nuesyro el ser humano como seres animales..

la observación..

Un gusto pasar a leerte.


Un abrazo
Con mis
Saludos fraternos..

Que pases un buen fin de semana..

eva-la-zarzamora dijo...

No creo que nadie pueda pensar en lugar de otro ni obligarle a pensar si no por si mismo.

El pensamiento es ligero, veloz y tan atrevido que a veces nos asusta a nosotros mismos.

Espero llegar a morirme sin haber aprendido a conocerme, ni pretender haber sabido atreverme a pensar lo que los demás piensan de sí mismos.

Lo que pensé ayer ya no lo pienso ni pensaré dentro de un segundo lo que estoy ahora pensando.

Te dejo, que ya divago :=)

Besos, linda.

Carrachina dijo...

yo creo que existe una intuición que es dificil de explicar y que todo lleva una conexión, pasa que nos hemos olvidado pues estamos muy estimulados por el exterior, y no logramos conectarnos, pero la sintonia existe.
Un besito Angeles, gracias por estar conectada.

Edu dijo...

Que obverse el corazon, que reflexione el alma y de ello, saldra la respuesta aun hombre.
Un Saludo

Delia Regina dijo...

Observar sin juzgar es la actitud que lleva a la comprensión real de las cosas, eso si la mente razonadora no interfiere controlando y acomodandolo todo a su parecer..
Gracias Angeles por el regalito de Elliot que me dejaste en mi entrada, sin duda que este poeta sabía observar.
Un abrazo y buen fin de semana.

Olga i Carles dijo...

La ilusión y la imaginación son las armas para apuntar directamente hacia la luz del mejor regalo...
Hasta coseguirlo.

Todos somos muy iguales...
pertenecemos al mismo sueño.gi

Un abrazo.

DIAVOLO dijo...

Tendré que aprender a observar y alimentar mi propia fuerza de voluntad. El trabajo será duro... pero me has convencido: se puede.

Besosssss.

Belkis dijo...

A buen observador pocas palabras.
Observar es el resultado de una necesidad física, psíquica y espiritual ya que si no existiera interés o motivación, dejaríamos pasar el estímulo sin registrarlo. El azar favorece sólo a las mentes preparadas y que están dispuestas a aprovechar las oportunidades que les ofrece la vida para observar.
Muchos besos

marga dijo...

Observar...
Dicen que la tontería se coloca siempre delante para ser vista, la inteligencia detrás, para ver.

Besos! ★ :)))