domingo, 1 de noviembre de 2009

El hombre que perdonaba

Hace muchos años, vivía un hombre que era capaz de amar y perdonar a todos los que encontraba en su camino. Por esta razón, Dios envió a un ángel para que hablara con él.

-Dios me pidió que viniera a visitarte y que te dijera que Él quiere recompensarte por tu bondad - dijo el ángel. Cualquier gracia que desees, te será concedida. ¿Te gustaría tener el don de curar?

-De ninguna manera - respondió el hombre - prefiero que el propio Dios elija a aquellos que deben ser curados.

-¿Y qué te parecería atraer a los pecadores hacia el camino de la verdad?

-Esa es una tarea para ángeles como tú. Yo no quiero que nadie me venere ni tener que dar el ejemplo todo el tiempo.

-No puedo volver al cielo sin haberte concedido un milagro. Si no eliges, te verás obligado a aceptar uno.

El hombre reflexionó un momento y terminó por responder:

-Entonces, deseo que el Bien se haga por mi intermedio, pero sin que nadie se dé cuenta - ni yo mismo, que podría pecar de vanidoso.

Y el ángel hizo que la sombra del hombre tuviera el poder de curar, pero sólo cuando el sol estuviese dándole en el rostro.

De esta manera, por dondequiera que pasaba, los enfermos se curaban, la tierra volvía a ser fértil y las personas tristes recuperaban la alegría.

El hombre caminó muchos años por la Tierra sin darse cuenta de los milagros que realizaba porque cuando estaba de frente al sol, tenía a su sombra atrás. De esta manera, pudo vivir y morir sin tener conciencia de su propia santidad.

- Paulo Coelho -

22 comentarios:

Silvia dijo...

Angeles,siempre,siempre,siempre es un placer vivitarte!:)gracias por ser...

Silvia dijo...

jajajaj..quise decir visitarte...aunque ya lo sabias!besosssss

sedemiuqse dijo...

Grcias muchas gracias
besos y amor
je

amor y libertad dijo...

preciosa historia, voy a pedir yo también eso, la verdad es que ahorra molestias no ser consciente del bien que uno puede haber hecho

Sol dijo...

Haz el bien sin mirar a quien y en este caso... sin saber a quien!!
Grande Angeles... siempre me agrado Coelho!!!
Besos cielo, buen inicio de semana!!!

J. Fco. Bravo Real dijo...

Digo como Sol, haz el bien sin saber a quien. No hacen falta pregoneros para hacer algo por los demás. Estupendo relato Ángeles, muy instructivo.
Un abrazo.

Gaby dijo...

que linda la narracion es mas simple ponerte un escaparate ante las buenas acciones, a solo hacerlas y que no se vean cuando se ayuda se apoya y sobre todo se da sin mirar a quien es cuando realmente cuenta en ese momento es cuando llega lo que se llama causa y efecto todo lo que damos regresa multiplicado muy lindo tu blog felicidades

DIAVOLO dijo...

Qué pena que solamente sea ficción... ojalá existiesen esos milagros, y fuese tan "fácil" hacer el bien.

Besos.

Kreski dijo...

Gracias Angeles ...es un honor para mí tu reconocimiento.!!! Encuentro en este lugar el mismo amor y lamisma creatividad que tú me dejas vibrar en el tono de tu piano cunado entras a tu reino celestial.Gracias de verdad por la NOTA de tu piano en mi canto de paz

Adolfo Payés dijo...

ME gusta el mensaje de tus post..

Excelente Coelho..


Un abrazo
Saludos fraternos...

Que tengas una muy buena semana..

Cecilia F. dijo...

genial,que bondad.................muchas gracias por traernos tanta enseñanza,un abrazote

eva-la-zarzamora dijo...

Ojalá pudiésemos hacer el bien sin ser conscientes de la sombra que nos empaña ese quehacer..

Besos.

Dulce dijo...

Bonita historia Angeles. Haces unas selecciones siempre preciosas que da gusto leer :)
Un Abrazo

Steve E. dijo...

The Ultimate Humility..Good story
and I woulod have trouble being like that man. I still want a little bit of credit when i do a good work for someone else.

Shameful, I realize, but that's the way it IS. NICE BLOG you have here.

TORO SALVAJE dijo...

Ya te encontré.

:)

Besos.

estoy_viva dijo...

Lo que se da sin saberlo es lo mejor, muchas veces alguien esta necesitado solo de compañia, de hablar un rato, dejarle que hable escucharlo con atencion, son pequeños detalles que sin saberlo hacen tanto bien.
Gracias por el premio..volvere a recogerlo con mas tiempo.
Con cariño
Mari

Sweety dijo...

Qué bonito texto, me ha encantado la ternura que tiene.

Ahora me toca seguir leyendo todo lo que me he perdido estos días que he estado desconectada.

Un saludo!!

Lorena dijo...

Angeles, siempre dejás cosas muy hermosas, te mando un beso enorme!!!!!

marga dijo...

Grande, grandísimo Paulo Coelho!
Me encanta este texto...

Si ayudo a una sola persona a tener esperanza, no habré vivido en vano.
Martin Luther King

:)))

★ Besos! ★

Carrachina dijo...

Ängeles sobre todo quiero que sepas que los premios son para todos, no me gusta el orden, me encanta la improvisación y si ese ya lo tienes no tienes que preguntarme , llevate el que más te guste, eso es puro formalismo, por otra parte no conocia este texto de Coelho, soy su fan nº1 me lei casi todos sus libros, pero es verdad yo creo que nadie tiene por que poner coronas de rey simplemente hay que hacer el bien y no mirar a quién, esa es mi filosofia desde muy pequeña.
Un abrazo, se te quiere mucho.

Jurema dijo...

Que buen ejemplo!
Pasamos por la vida sin consciencia de la grandeza que poseemos, verdad?.

Mis besitos para ti querida Ángeles

Belkis dijo...

Hermosísimo relato Angeles. No busquemos reconocimiento y agradecimiento… hagamos lo que ha de hacerse, la satisfacción del deber cumplido es la mejor recompensa. Muchos saludos