miércoles, 9 de septiembre de 2009

Barco quieto

No te vayas, te lo pido,
de esta casa nuestra donde hemos vivido.
Qué nostalgia te puedes llevar
si de la ventana no vemos el mar.
Y afuera llora la ciudad
tanta soledad.

Todo cansa, todo pasa,
y uno se arrepiente de estar en su casa,
y de pronto se asoma a un rincón
a mirar con lástima su corazón.
Y afuera llora la ciudad
tanta soledad.

No te vayas,
quédate.
que ya estamos de vuelta de todo
y esta casa es nuestro modo
de ser.

Tantas charlas, tanta vida,
tanto anochecer con olor a comida
son una eternidad familiar
que en un solo día no puede cambiar.
Y afuera llora la ciudad
tanta soledad.

Estos muros, estas puertas,
no son de mentiras, son el alma nuestra,
barco quieto, morada interior
que viviendo hicimos, igual que el amor.
Y afuera llora la ciudad
tanta soledad.

- María Elena Walsh -

13 comentarios:

Sol dijo...

Me gustó la idea de pensar que dentro del hogar hay tanta belleza!!!
Como un regugio, no importa quizas lo que suceda fuera, dentro de ese hogar se descansa!!!
Hermoso mi querid Angeles, es que Maria Elena Walsh tiene ese don especial para expresar las cosas mas simples...
Mil besos llenos de luz cielo!!!

El efecto mariposa... dijo...

Si a mí alguien me pidiese que no me fuera así sería incapaz de dar un solo paso...Que hermosura, no?
Besos gordos para vos. :)
PD: Se te entiende a las mil maravillas siempre siempre siempre.
PD2: No te vayas, quédate, que este sitio es nuestro modo de ser ;)

Bajo mis pies dijo...

Yo me qeudaria sin pensarlo.
Bss Angeles que eres un angel!

mimbre dijo...

Hola Ángeles...
Nunca más cierto aquello de: "Cada casa es un mundo"
Hermoso poema de María Elena Walsh...Genia total¡¡
Graciaspor esta caricia y por tus palabra, AMIGA MIA¡¡
Un abrazo enorme
Osvaldo

Adolfo Payés dijo...

Cada casa es un mundo. Que ciertas rus palabras.. y partir de ella es dejar muchas veces el alma..

Un abrazo
Saludos fraternos

Jova dijo...

es que a veces es necesario la partida, he aprendido que aquellas personas que se quedan debe ser por su voluntad, nunca suplicar porque caemos en el chantaje y la lástima. Besos linda

Any dijo...

Ehhhh no me convence la canoa quietita alli, aunque esté hermosa llena de flores. Su lugar es el agua, alli cobra vida.
Esta canción la recuerdo cantada por la Negra Sosa, es triste pero hermosa, también mirá que dupla la Walsh y la Sosa guau!
un beso

J. Fco. Bravo Real dijo...

No la había leido, ni oído nunca, pero es hermoso. Me quedé co esos dos verso finales: "y afuera llora la ciudad tanta soledad". Si porque no hay mayor soledad que pasearte en medio de tanta gente y estar sol@s. Un abrazo Ángeles.

eva-la-zarzamora dijo...

Todo cansa pero todo pasa...
La soledad es el mal de nuestro siglo, pero no es el único.

Bello post, gracias Ángeles.

Besos.

DIAVOLO dijo...

No sé el motivo, pero últimamente estamos todos con el ánimo por los suelos. La melancolía, la nostalgia, la tristeza, la soledad... nos están ganandoooo.

Ánimo a todo el mundo, empezando por mí mismo, que falta me hace...

Besitos, maestra.

Alma dijo...

Un hogar cuesta muchos años de construir desde el amor, y si no se cuida se puede esfumar en un instante, pero es poco a poco como se deteriora y no nos damos cuenta, con los años se desgastan muchos amores y tan solo es por no cuidarlos día a día como una simple flor.

Un abracito bello angel dorado.

Myr dijo...

una trsite canción.... ¿y si el barco levara anclas?

Besos

galicia maravillas dijo...

sea como sea, me quedo :)
un besoooooooo Ángeles!!