miércoles, 12 de agosto de 2009

Dientes de león

Un hombre que se sentía orgullosísimo del césped de su jardín se encontró un buen día con que en dicho césped crecía una gran cantidad de «dientes de león». Y aunque trató por todos los medios de librarse de ellos, no pudo impedir que se convirtieran en una auténtica plaga.
Al fin escribió al ministerio de Agricultura, refiriendo todos los intentos que había hecho, y concluía la carta preguntando: «¿Qué puedo hacer?». Al poco tiempo llegó la respuesta: «Le sugerimos que aprenda a amarlos».

También yo tenía un césped del que estaba muy orgulloso, y también sufrí una plaga de «dientes de león» que traté de combatir con todos los medios a mi alcance. De modo que el aprender a amarlos no fue nada fácil.
Comencé por hablarles todos los días cordial y amistosamente. Pero ellos sólo respondían con su hosco silencio. Aún les dolía la batalla que había librado contra ellos. Probablemente recelaban de mis motivos.
Pero no tuve que aguardar mucho tiempo a. que volvieran a sonreír y a recuperar su sosiego. Incluso respondían ya a lo que yo les decía. Pronto fuimos amigos.
Por supuesto que mi césped quedó arruinado, pero ¡qué delicioso se hizo mi jardín...!

Poco a poco iba quedándose ciego, a pesar de que trató de evitarlo por todos los medios. Y cuando las medicinas ya no surtían efecto, tuvo que combatir con todas sus emociones. Yo mismo necesitaba armarme de valor para decirle: «Te sugiero que aprendas a amar tu ceguera».
Fue una verdadera lucha. Al principio se resistía a trabar contacto con ella, a decirle una sola palabra. Y cuando, al fin, consiguió hablar con su ceguera, sus palabras eran de enfado y amargura. Pero siguió hablando y, poco a poco, las palabras fueron haciéndose palabras de resignación; de tolerancia y de aceptación.... hasta que un día, para su sorpresa, se hicieron palabras de simpatía... y de amor. Había llegado el momento en que fue capaz de rodear con su brazo a su ceguera y decirle: «Te amo». Y aquel día le vi. sonreír de nuevo. Y ¡qué sonrisa tan dulce... !
Naturalmente que había perdido la vista para siempre. Pero ¡qué bello se hizo su rostro...! Mucho más bello que antes de que le sobreviniera la ceguera.

- El canto del pájaro – Anthony De Mello -

16 comentarios:

Mundo Animal. dijo...

●__●__●__●__●_
●______________________)))
●_____________________░░░░
●___________________░░░░░░█
●__________________░░░(●)░███
__________________░░░░░░██
________________░░░░░░░
______________░░░░░░░░░
_________░░░░ ████ ░░░░
______░░░░ ████ ░░░░░░
___░░ ████████ ░░░░░░
_____░░░░░░░░░░░░░
___░░█░░░░░░░░░░
__░░█░░_████__▌▌_████
_░░█░░██_████__████__██
░░█░██__████████████__██
░█░██__██████████████__██
░░██__███●●██__██
░__██__███████████████__██
______██__███●●████__██
_______██__██████████__██
_________██__███████__██
___________██__████__██
_____________██__█__██
_______________██_██
_________________██
hermosa reflexionnnnnn, no hay que ver al enemigo con ojos de odio, hay que derrotarlo con amor y paciancia. GENIALLLLLL
BESITOSSSSSSSS

mardelibertad dijo...

Si no puedes con el enemigo unete a el, siempre un placer leerte, estimada amiga
Besos desde mi mar de libertad

..NaNy.. dijo...

Hola: A mi me gustan pero claro yo no tengo jardin y no tengo que pelear con ellos paciencia. Saludos

Delia Regina dijo...

La aceptación permite superar todo lo que nos parece un problema, en realidad somos nosotros los que convertimos todo en un problema.
Besos.

DIAVOLO dijo...

Maestra... el mensaje que lanza este texto es precioso, pero reconozcamos la dificultad inmensa para lograrlo a veces...

Besos.

El efecto mariposa... dijo...

En aceptar lo que hay y aprender a vivir con ello está la clave...Yo de eso creo que entiendo un poco, y hay días que cuesta muchísimo, pero cuando lo consigues te liberas de la tristeza.
Un beso gordo. ( No podría ser de otro modo).
Algún día deberías regalarnos algunas palabras tuyas en ese acento maravilloso que teneis los argentinos...O ya lo perdiste? Espero que no...

Geraldine dijo...

creo haber leído un libro de éste autor, si mal no recuerdo...voy a revisar la biblioteca....coincido con el efecto mariposa, deberías postear algun escrito de tu autoría...beso!

delfin en libertad dijo...

La aceptación nos da paz y tranquilidad, como en éste caso. Que lindo. Un abrazo.

Yatsuris dijo...

cariños angeles hermosa reflexión ..besos

Edu dijo...

Las palabras son la mejor vista.
Un Saludo.

Carrachina dijo...

querida Angeles tus textos siempre tan enriquecedores para el alma y el corazón, para mi el diente de león es muy significativo, cuando era pequeña mi madre siempre me decia cogelo y sopla y pide un deseo, son panecillos que te traen lo que tu quieras.
Es lo que voy a hacer, coger tu diente de león y pedir un deseo.
Precioso cuento, solo hay que ver magia en lo más sencillo y todo se transformará, hacernos amigos de nosotros mismos gran lección.

Jova dijo...

En las ultimas semanas debido a los nervios de la boda y el viaje comi demasiado. La ropa no me queda y no se que hacer. Empece a ir con una nutriologa hace una semana y me dijo que tengo que bajar 12 kilos. He comenzado el regimen, pero todos los días por la mañana me deprime que no se que ponerme. Pero mientras tanto creo que debo aprender a amar a mi cuerpo. Besos y gracias por la reflexión.

marga dijo...

A veces sucede así, no valoramos unas cosas, hasta que perdemos otras, verdad?

Mil besos para ti :)

Mary Popp & Lola dijo...

será cierto entonces lo que dijo el cineasta, que la mejor comedia es la tragedia del pasado.
habra que aprender a hablar con nuestras tristezas y reirnos de ellas mismas para ser felices?

hoy dijo...

increible simplemente increible

amor que soy dijo...

qué difícil es a veces aprender a vivir