lunes, 15 de junio de 2009

El cuento de las arenas

Un río, desde sus orígenes en lejanas montañas, después de pasar a través de toda clase y trazado de campiñas, al fin alcanzó las arenas del desierto.

Del mismo modo que había sorteado todos los otros obstáculos, el río trató de atravesar este último, pero se dio cuenta de que sus aguas desaparecían en las arenas tan pronto llegaban a éstas.

Estaba convencido, no obstante, de que su destino era cruzar este desierto, y sin embargo, no había manera. Entonces una recóndita voz, que venia desde el desierto mismo, le susurró: "el Viento cruza el desierto, y así puede hacerlo el río."

El río objetó que se estaba estrellando contra las arenas, y solamente conseguía ser absorbido, que el viento podía volar y ésa era la razón por la cual podía cruzar el desierto.

"Arrojándote con violencia como lo vienes haciendo, no lograrás cruzarlo. Desaparecerás, o te convertirás en un pantano. Debes permitir que el viento te lleve hacia tu destino."

¿Pero cómo podría esto suceder? "Consintiendo en ser absorbido por el viento."
Esta idea no era aceptable para el río. Después de todo, él nunca había sido absorbido antes. No quería perder su individualidad.

"¿Y, una vez perdida ésta, cómo puede uno saber si podré recuperarla alguna vez?"

"El viento", dijeron las arenas, "cumple esta función. Eleva el agua, la transporta sobre el desierto y luego la deja caer. Cae como lluvia, el agua nuevamente se vuelve río."
"¿Cómo puedo saber que esto es verdad?"
"Así es, y si tú no lo crees, no te volverás más que un pantano, y aún eso tomaría muchos, pero muchos años; y un pantano ciertamente no es la misma cosa que un río."

"¿Pero no puedo seguir siendo el mismo río que ahora soy?"

"Tú no puedes en ningún caso permanecer así", continuó la voz. "Tu parte esencial es transportada y forma un río nuevamente. Eres llamado así, aún hoy, porque no sabes qué parte tuya es la esencial."
Cuando oyó esto, ciertos ecos comenzaron a resonar en los pensamientos del río. Vagamente, recordó un estado en el cual él, o una parte de él, ¿cuál sería?, había sido transportado en los brazos del viento. También recordó -¿o le pareció?- que eso era lo que realmente debía hacer, aun cuando no fuera lo más obvio.
Y el río elevó sus vapores en los acogedores brazos del viento que gentil y fácilmente lo llevó hacia arriba y a los lejos, dejándolo caer suavemente tan pronto hubieron alcanzado la cima de una montaña, muchas pero muchas millas más lejos. Y porque había tenido sus dudas, el río pudo recordar y registrar más firmemente en su mente, los detalles de la experiencia. Reflexionó: "Sí, ahora conozco mi verdadera identidad."
El río estaba aprendiendo, pero las arenas susurraron: "Nosotras conocemos, porque vemos suceder esto día tras día, y porque nosotras, las arenas, nos extendemos por todo el camino que va desde las orillas del río hasta la montaña."
Y es por eso que se dice que el camino en el cual el Río de la Vida ha de continuar su travesía, está escrito en las Arenas.


- Awad Afifi -
(Gracias Regina)

18 comentarios:

belen dijo...

Esta claro que hay que confiar, como confió el rio para poder cruzar el desierto.

Como escuché en cierta pelicula a veces cuando se pierde se gana, eso es lo que le pasó al rio.

Se dejó llevar y llego donde quería. Bellisimo cuento

Regina dijo...

Yo te agradezco a vos que me has hecho conocer la continuidad de este relato del que, de Mello mi referencia, sólo tomó una parte para extenderse sobre el tema del ego. Completo es bellísimo.
Un beso.

Regina dijo...

Perdón...mi referencia fue Ramiro Calle, ay! eso de confundir apellidos...sin comentarios!!!

SANDRA dijo...

Qué bello y sabio relato!!! Gracias por compartirlo.
Linda semana. Besitosssss.

Belkis dijo...

Preciosa enseñanza Angeles. La esencia del agua es ser agua, sea en el estado que sea. Al transformarme, puede continuar siendo agua.
Este cuento plantea la importancia de ser flexible, pues no hay una sola respuesta a los retos de la vida. Es la confianza lo que nos da el valor que nos permite fluir y aprender. Realmente precioso. Gracias por compartirlo. Un beso

marga dijo...

precioso.
para quedarse un ratito en silencio y reflexionar.
besitos.
:)

LuNa dijo...

MORALEJA
en ocaciones es necesario
confiar ...
sin dudar
extender la mano
y dejarnos ayudar
hay amiga
siempre es un placer leerte

me llevo momentos vividos a mi lunita

gracias angeles

LuNa

Jova dijo...

hola querida amiga, asi es la naturaleza es sabia, y creo que cuando la muerte toca a nuestra puerta, llegamos a otro espacio, de otra forma pero con la misma esencia. Linda semana

Bajo mis pies dijo...

Sin duda confiar!
Y sobre todo saber que a veces alguna pequeña transformación no cambia tu esencia.
Bss Angeles.
Buena enseñanza.

Jurema dijo...

"¿Pero no puedo seguir siendo el mismo río que ahora soy?"

Esto es lo que nos suele pasar cuando no confiamos en el milagro de dejarse ir, ceder ,aflojar..

Precioso el texto!.

Muchísimas gracias por tu regalo hummm...! lindo lindo... me estas acostumbrando a tenerte muy cerca.
Un besito lleno de flores.

Any dijo...

Uno puede ir cambiando la forma y conservar la esencia como el río.
Hermoso relato, es un mensaje de esperanza también: con confianza, se puede.
un beso

eva-la-zarzamora dijo...

Un bonito relato. Yo quiero también ser rîo bañado por orillas de arenas, después de ser pantano.
Besos.

TORO SALVAJE dijo...

Que bueno este también.

:)

Besos.

LuNa dijo...

Los amigos de Internet... ¿Qué son? Seres que no se ven, pero que dan amor, que nos brindan compañía, que nos prestan atención, que nos hablan desde adentro, de su mismo corazón...
Los amigos de Internet, los que tapan los agujeros, de la soledad o el desamor, los que nos dan su cariño, a través de un monitor,
los que se brindan sinceros, sin esperar ningún favor, los que ayudan a distancia, y lo hacen con amor, los que nunca esperan nada,
solo que les permitas entrar en tu buzón! Los amigos de Internet,

¡¡qué cosa maravillosa!!
desde que los encontré,
mi vida es otra cosa,
nadie lo puede entender,
solo aquél que lo ha vivido, puede reconocer, que a través de esta pantalla, se puede llegar a querer, desde adentro y con el alma, sin necesidad de ver...
Los amigos de Internet, no son ficción ni mudez, son amigos que descubren, nuestra propia desnudez, la desnudez del alma sin necesidad de ver. Algunos son calladitos, tranquilos, que observan desde su sitio, y disfrutan los envíos.a veces se hacen notar, y nos escriben con cariño!! A veces, hay quién pelea,
pero solo por jugar!! Algunos son muy sinceros, otros prefieren callar, ,
Los amigos de Internet, son seres maravillosos, que con todo desinterés, dan su cariño y apoyo!! Suelen ser más leales,
que los que podemos tocar, son amigos entrañables, que te saben valorar!! A mis amigos de Internet...
A todos, les doy las GRACIAS!!
Por saberme soportar, por estar en mi ventana, y alegrarme un día más!! con todo mi cariño.

(autora Yaileen)


GRACIAS MIL OS APRECIO MUCHO
LuNa

Yatsuris dijo...

Hermosas palabras ,muy lindo blog lleno de mucho sentimientos ,te deseo lo mejor por ser tan humilde de corazon al querer compartirlo con todos...exitos , te invito a conocer mi pqqueño espacio donde dejo salir lo que llevo en el alma.. www.elecodemialma.blogspot.com

Beatrizl10 dijo...

La fe mueve montañas. Me gusta la reflexión que trae consigo el cuento. Un besito, Ángeles

Naiba dijo...

Angeles nuevamente te felicito por este pot.

Este texto me ha hecho pensar en que tenemos que dejarnos llevar por Dios y él nos guiará por donde tenemos que ir, pero somos tan tremendamente egoistas, que pensamos que lo sabemos todo, que sabemos a donde tenemos que ir y nunca llegamos al lugar que se nos ha destinado.

Besotes reina

delfin en libertad dijo...

Es una hermosa reflexión. Un abrazo.