martes, 19 de mayo de 2009

La tienda de la verdad

No podía dar crédito a mis ojos cuando vi el nombre de la tienda: LA TIENDA DE LA VERDAD. Así que allí vendían verdad. La correctísima dependienta me preguntó qué clase de verdad deseaba yo comprar: verdad parcial o verdad plena. Respondí que, por supuesto, verdad plena. No quería fraudes, ni apologías, ni racionalizaciones. Lo que deseaba era mi verdad desnuda, clara y absoluta.
La dependienta me condujo a otra sección del establecimiento en la que se vendía la verdad plena.
El vendedor que trabajaba en aquella sección me miró compasivamente y me señaló la etiqueta en la que figuraba el precio. «El precio es muy elevado, señor», me dijo. «¿Cuál es?», le pregunté yo, decidido a adquirir la verdad plena a cualquier precio. «Si usted se la lleva», me dijo, «el precio consiste en no tener ya descanso durante el resto de su vida».
Salí de la tienda entristecido. Había pensado que podría adquirir la verdad plena a bajo precio. Aún no estoy listo para la Verdad. De vez en cuando ansío la paz y el descanso. Todavía necesito engañarme un poco a mí mismo con mis justificaciones y mis racionalizaciones. Sigo buscando aún el refugio de mis creencias incontestables.

- El canto del pájaro - Anthony De Mello -


20 comentarios:

DIAVOLO dijo...

La verdad puede ser muy dolorosa... pero creo que una verdad, por dolorosa que sea, hay que asumirla... y entonces recuperaremos la paz y el descanso.

Besitos!

SOL dijo...

Tambien creo que el precio de las verdades absolutas debe ser cara.. seguramente para muchos inalcanzable!!!
Aunque duela... me gustaria poder comprarla.. siempre es bueno andar por la vida con la verdad en las manos!!!
Besos cielo, hermoso el post de hoy!!!

Rubén el Navegante dijo...

MUY EXCELENTE TU RELATO EL CUAL SACAREMOS MUCHAS COSAS BUENAS Y APRENDEREMOS DE EL, TE DEJO MI SALUDO FRATERNO DESDE LA MAR Y QUE TERMINES MUY BIEN TU DIA.
RUBEN..

Allá dijo...

la verdad debe venderse en la tienda que se entra saliendo...
y no se bien donde queda
besos

mardelibertad dijo...

Ante las mentiras la verdad siempre gana.
Besos

Ángeles dijo...

Hola tocaya!
Aquí estoy para mandarte un abrazo muy fuerte y decirte que tu post es sabio, qué caro debe resultar tener la verdad plena...

Muchos besos amiga!

Ángeles

Alma dijo...

El precio de la verdad es la libertad, es lo único que te hará libre y te hará sentir bien

Besitos.

Carrachina dijo...

de este escritor me han leido algo en yoga y desde luego tiene toda la razón ¿Quién quiere saber toda la verdad?.
El precio seria muy alto.
Un abrazo Angeles

Aura Violeta dijo...

:::no sería un vendedor del viejo sistema? jajaja la Verdad es gratis porque es nuestra! tod@s la llevamos dentro solo hay que recordarla y entonces al cesar la búsqueda fluye el autentico descanso :):::

abrazos de Luz!!!

Naiba dijo...

Ains mi reina linda

Y yo que creo que la verdad no tiene precio, sin embargo, tienes que tener mucho cuidado con ella, pués se pueden herir a muchas personas.

A mí siempre me enseñaron Angeles que con la verdad siempre por delante y que una vez dicha hay que correr con todas sus consecuencias, ese es el verdadero precio que se puede pagar por ella.

Besos verdaderos

Alma Mateos Taborda dijo...

Excelente relato, va atrapando lentamente y obliga a reflexionar. Felicitaciones. Besitos.

YACOBSSËN dijo...

"La verdad nos hace libres"

Kreski dijo...

Lo leí Angeles!!! y te agradezco enormemente tu insistencia. M alegra mucho que lo posteado hoy te haya servido. Lo escrito es experiencia pura. No me atrevería a colocar algo que yo misma no lo sepa.Un beso grande y luz...desde la luz.

carmen dijo...

Cariño la verdad por muy dolorosa que sea,siempre es el camino mas adecuado.

Un besito con cariño.

Jayja para tí... dijo...

la verdad me ha asechado a menudo, me ha golpeado, o me ha dado una bofetada, entristecida el alma, sin saber a donde coger, a donde ir...sin embargo a pesar de todo, me siento aun con fuerzzas para aceptar esta verdad, destructiva y dificil de saber lo que tal vez hubiera deseado no saber, que aunque nos guste que estemos rodeados y queridos, nos queda solo un camino, el de ser uno mismo y en ese camino la soledad...

Poetiza dijo...

La verdad plena si que tiene que ser muy cara. Yo aun no ahorro para poder comprarla. Besos amiga, cuidate.

TORO SALVAJE dijo...

Es tan caro que preferimos mentir.

Besos.

marga dijo...

conocía esta historia también.
creo que estamos sincronizadas con lo que leemos tu y yo :)
besos.
cuidate mi angelita linda.

Regina dijo...

Anthony nos deja siempre con el asombro de no haber descubierto antes eso que es tan evidente.
Gracias.

delfin en libertad dijo...

Es tan difícil de encontrarla que a veces es mejor cerrar los ojos. Un brazo.