jueves, 30 de abril de 2009

Leyenda del mate

Los guaraníes cuentan que la luna, Yacy, paseaba desde siempre por los cielos nocturnos, observando curiosa los bosques, las lagunas, el río y los esteros desde lo alto. Cada día contemplaba su belleza como una niña que está conociendo el mundo por primera vez.

Sin embargo, a sus oídos fueron llegando los relatos de quienes habían visitado el mundo y que le iban contando de la vida de los animales, de la belleza de las flores, del canto de los grillos, el piar de las aves, del sonido del río… y la luna fue tornándose cada vez más curiosa y con deseos de visitar la tierra.

Así que un día se decidió y, junto con Araí, la nube, fue a pedirle autorización a Kuaray, el Sol, para que las dejase bajar un día a la tierra para así poder contemplar de cerca las bellezas del mundo. El dios Sol se mostró reacio a dejarlas partir, pero por fin cedió y las dejó marchar. Sólo les impuso una condición: en la tierra serían vulnerables a los peligros de la selva como cualquier humano, aunque también serían invisibles para estos.

Luego las dejó partir.

Fue así como la luna, Yacy, llegó un día a la tierra. Y junto con Araí fueron visitando los lugares que veían desde las alturas, maravillándose a cada paso. Observaron de cerca como las arañas tejían sus redes, sintieron el frío del agua del río, tocaron la tierra roja con sus manos.

Tan absortas en su mundo estaban ambas diosas que no se percataron de la acechanza de un yaguareté que las seguía de cerca. El felino estaba hambriento y quería comer, por lo que en un momento largo el zarpazo para atrapar a las mujeres.

En el momento justo cuando estaba por alcanzarlas, el animal fue alcanzado por una flecha lanzada por un joven cazador guaraní, que justo pasaba por el lugar, y que sin saberlo, salvó la vida de las diosas.
El joven cansado por la búsqueda, pero feliz por su conquista, decidió descansar al pie de un árbol, antes de regresar a la tribu. Y entonces se durmió.

Y en sus sueños fue visitado por las diosas que, vestidas de blanco, le hablaron con cariño. Yacy le dijo que como símbolo de gratitud, cuando llegue a su tribu, encontrará un arbusto a la entrada que nunca antes había visto. Le dijo como hacer con sus hojas para preparar una infusión que uniría a las personas de todas las tribus, como símbolo de hermandad y de confraternidad.

Cuando se despertó y volvió con su gente, el joven cazador vio el arbusto a la entrada del campamento y siguiendo las instrucciones que la diosa le dio en sueños, el muchacho buscó una calabaza hueca, picó las hojas del arbusto, las puso dentro y llenó el cuenco con agua. Luego, con una pequeña caña tomó la bebida.

Inmediatamente compartió la infusión con la gente de la tribu que observaban curiosos el trabajo del cazador. La calabaza fue pasando de mano en mano, y todos fueron tomando la infusión.

Así nació el mate, que une a las personas, que es un símbolo de paz y confraternidad. Y que fue un regalo de la luna a los hombres para que compartan vivencias, para que fomenten su amistad, o para que disfruten un silencio compartido.


- Fuente: sobreleyendas.com -



15 comentarios:

Myr dijo...

Lindísima leyenda que desconocía!

Gracias amiga!

Besotes

PD- Y espero que mi curiosidad no te haya molestado.

marga dijo...

linda leyenda angeles!
la desconocía, pero ya no se me olvidará nunca, como todo lo bueno que conozco en tu blog, gracias!
un abrazo :)

roxana dijo...

HRMOSA LEYENDA!!!!!!!!! SI ES UNA INVITACIÓN DE LA LUNA LA ACEPTO, ME ENCANTA LA LUNA!!!!!!!! UN BESOTE Y BUEN DIA MAÑANA Y EL FIN DE SEMANA!

SILVIA dijo...

volvi amiga¡¡¡ tenia la pc enfermucha
qeu lindo , con mate y todo ¡¡¡
no conocia la leyenda en realidad, y si a algo soy adicta es al mate siiiiiiiiii lo tomo a cualquier hora, es mas en este momento estoy con mi amarguito a cuestas escribiendote
une , acompaña, alegra, tiene todo todo¡¡
un beso pufffffffff, bien grande y un matecitooooooo

TED GORDON dijo...

Interesante leyenda
espero que algún dia alguna diosa me hable con cariño.

M@R dijo...

NO CONOCIA ESTA LEYENDA, NI SE A QUE SABE EL MATE,,,
AHHH Y NO TOMO CAFE,,,
ABRAZOS,,,

Regina dijo...

Hermosa leyenda que explica porque cuando mateamos nos sentimos más unidos y disfrutamos la charla, la confidencia, el silencio y hasta las lágrimas.
Un beso.

delfin en libertad dijo...

Me encantó ésta leyenda, una bonita forma de compartir. Un abrazo. Que pases muy bién el fin de semana largo.

MentesSueltas dijo...

Hola Angeles, paso a saludarte, hermosa leyenda. Me gusta leer este tipo de relatos.

Te abrazo
MentesSueltas

Carrachina dijo...

una historia maravillosa mágica solia tomar el mate con mi madre, pero luego lo dejé.
Creo que volveré ese momento de paz y tranquilidad no me lo quiero perder.
precioso Angeles.

TORO SALVAJE dijo...

Qué bonita leyenda!!!
Muy bonita.

He de reconocer que no he probado el mate.

Besos.

Carrachina dijo...

Paso por tu telar de Angeles para dejarte un premio muy especial para mi porque la madreselva es una flor que me apasiona, si te sientes libre y llena de amor recogela en mi blog es para tí.
Un abrazo

Naiba dijo...

Hola Angeles

Sabía de las propiedades del mate, pero desconocía esta leyenda, la cual me ha parecido fascinante.

Besotes.

Lydia Raquel Pistagnesi dijo...

Amiga ¡gracias por contarme la leyenda de la yerba mate,(Y eso que soy argentina),
Te dejo un poema dedicado a los aborigenes guaranies, en una escuelita de una comunidad en Misiones, Cuna Pirù,(Mujer Flaca) una frìa manana de septiembre

Agreste:
Como la tierra que los cobijas,
ojos curiosos, grandes, oscuros,
mirada tierna, sonrisa ingenua.

Mañana frìa:
Pàjaros libres, plumaje yermo,
duendes jugando, suave remanso,
caritas sucias, hambre, indigencia.

Llora viajero:
duele observarlos
mimetizados en el follaje
alas mojadas, lapacho, tierra.

Mitay:...(Niño pequeño)
Fràgil figura en el paisaje
vuela descalzo hacia la luz,
arpegios suaves lleva su canto.

Antiguo olvido para sus sueños:
pièlago frio enrededor,
simple protesta enmudecida.
Tupa Nehethu...(Oliendo a Dios)

¡CEIBOS EN FLOR!

Maria Rosa dijo...

Pero es PRECIOSA!!!!
Que lindos post son los tuyos Angeles, me encanta leerte, te lo he dicho miiiiileeeeees de veces, y no me canso de repetirtelo =)

El mate, que une a las personas como símbolo de hermandad y de confraternidad. =D ES CIERTO!!!!!

Te dejo unos biscochitos NUEVE DE ORO para acompañar estos matecitos que nos tomamos, en forma virtual, y que no saben de distancias ni de tiempos :)))

Besos enormes para vos, amiga bella