miércoles, 18 de marzo de 2009

La oruga

Un pequeño gusanito caminaba un día en dirección al sol. Muy cerca del camino se encontraba un grillo.
- Hacia donde te diriges?-, le preguntó.
Sin dejar de caminar, la oruga contestó:- Tuve un sueño anoche; soñé que desde la punta de la gran montaña yo miraba todo el valle. Me gustó lo que vi en mi sueño y he decidido realizarlo.
Sorprendido, el grillo dijo mientras su amigo se alejaba:- Debes estar loco!, Cómo podrás llegar hasta aquel lugar? Vos, una simple oruga! Una piedra será una montaña, un pequeño charco un mar y cualquier tronco una barrera infranqueable.
Pero el gusanito ya estaba lejos y no lo escuchó. Sus diminutos pies no dejaron de moverse. De pronto se oyó la voz de un escarabajo:- Hacia dónde te diriges con tanto empeño? Sudando ya el gusanito, le dijo jadeante:- Tuve un sueño y deseo realizarlo, subir a esa montaña y desde allí contemplar todo nuestro mundo.
El escarabajo no pudo soportar la risa, soltó la carcajada y luego dijo:- Ni yo, con patas tan grandes, intentaría una empresa tan ambiciosa. Él se quedó en el suelo tumbado de la risa mientras la oruga continuó su camino, habiendo avanzado ya unos cuantos centímetros.
Del mismo modo, la araña, el topo, la rana y la flor aconsejaron a nuestro amigo a desistir:- No lo lograrás jamás!- le dijeron, pero en su interior había un impulso que la obligaba a seguir.
Ya agotada, sin fuerzas y a punto de morir, decidió parar a descansar y construir con su último esfuerzo un lugar donde pernoctar. - Estaré mejor -, fue lo último que dijo, y murió.
Todos los animales del valle por días fueron a mirar sus restos. Ahí estaba el animal más loco del pueblo. Había construido como su tumba un monumento a la insensatez. Ahí estaba un duro refugio, digno de uno que murió por querer realizar un sueño irrealizable.
Una mañana en la que el sol brillaba de una manera especial, todos los animales se congregaron en torno a aquello que se había convertido en una advertencia para los atrevidos. De pronto quedaron atónitos. Aquella concha dura comenzó a quebrarse y con asombro vieron unos ojos y una antena que no podía ser la de la oruga que creían muerta.
Poco a poco, como para darles tiempo de reponerse del impacto, fueron saliendo las hermosas alas arco iris de aquel impresionante ser que tenían frente a ellos: una mariposa.
No hubo nada que decir, todos sabían lo que haría: se iría volando hasta la gran montaña y realizaría un sueño; el sueño por el que había vivido, por el que había muerto y por el que había vuelto a vivir. Todos se habían equivocado.

17 comentarios:

Beatrizl10 dijo...

¡¡¡Qué preciosa historia!!! Siempre hay que seguir nuestros sueños, no importa lo que opinen el resto. La ilusión por conseguir aquello que se desea nos da alas, como las de la mariposa de tu relato ¡de arcoiris! Un abrazo, y gracias por hacernos reflexionar.

Regina dijo...

En la naturaleza se desarrollan rítmicamente los ciclos que la vida va cumpliendo en su proceso de crecimiento, si nos damos cuenta apreciamos mejor nuestro propio crecimiento como ser humano.
Gracias por llevar la atención a estas maravillas.
Un abrazo.

Nur dijo...

uuauuu, que emoción coño. Serán las hormonas...

Abrazos de miércoles azul

Myr dijo...

Lindisima historia, que seriamos nosotros sin suenios porque vivir?

El tener objetivos, nos da un sentido en la vida.

Lo importante es creo,
1 no escuchar la critica del entorno

2 no cejar en el intento. Al final estara la recompenza. El premio la mison, cumplida!

3 buscar nuevos horizontes, nuevas razones..... siempre, hasta el final.

4 dejar que la vida nos sorprenda.

Besos enormes

TORO SALVAJE dijo...

A veces ocurre eso con las personas.
Y todos nos quedamos alucinados.
Me ha gustado mucho.

Besos.

mimbre dijo...

Hola Ángeles...
Otra muestra más de tu dulzura para enseñarnos el camino..
Hermosa cuento¡¡
Un abrazo
Osvaldo

Eli dijo...

Los sueños son lo que le da sentido y alegría a la vida. Todo nuestro castillo es una ilusión, pero hay en él muchos amigos queridos que se hicieron realidad al perseguir ese sueño.
¡Lástima! Quienes se burlaron de la oruga se perdieron de lo mejor de los sueños: compartirlos. Nosotras lo sabemos amiguita.

Vine por mi regalo. El día que me dejaste tu mensaje, vine y vi un cuadrito hermoso pero se me cortó la "ADMIRAL"; espero no equivocarme. Bueno... igual lo que interesa es lo que significa tu regalo y no cómo es.
Me llevo el símbolo de nuestra amistad. ¡Gracias Angeles!

¡Un abrazo!

Elisa dijo...

esa historia es hermosa, recuerdo que una maestra que tuve nos hizo leerla y escribir que enseñanza nos dejaba. es hermoso, no me importaría ser oruga y creo que lo soy

Jurema dijo...

Preciosísima historia!!

Espero que nosotros también podamos realizar nuestros sueños cuando nos transformemos en crisálida y después mariposa.
Quiero unas alas de mil colores!!

Un beso grande

Monotributo dijo...

MONOTRIBUTO presidente del mundo y vocal suplente del universo...visto las diferencias de ideales..unire en un solo hombre es decir YO los destinos del planeta...unificare las banderas del mundo en una sola que es la mia..donde resalta el color rosado palido enmarcado en un turquesa divino y MI imagen de super hombre.. signo de la perfeccion..belleza.humildad y modestia...estare acompañado por mis escritos (pues SOY unico y talentoso)..en ellos se encuentran todos los problemas resueltos (que para el genio es decir YO es una simpleza).. os alimentare ..vestire (porque SOY el rey del buen gusto)...dictare clases (para sacarles lo bruto)..las materias mas importantes seran: como ser un 1/2 % parecido al adonis y adoracion al mismo MIMOSOS..no es nada es que exploto de sabiduria

SOL dijo...

Un cuento impresionante con una enseñanza mas impresionante aún.. porque aún siendo oruga no quiso de ninguna manera renunciar a sus sueños... quizas no lo logró, pero lo intentó!!!
Intentarlo siempre es bueno, aún a pesar de dejar nuestra vida en ello... pero ya ves... la vida fue buena con la oruga, le dio una nueva oportunidad... le dio alas...y voló!!!
Besos cielo.. como siempre llenos de luz!!!
Mil gracias, termina bello tu dia!!!

Jova dijo...

Quisiera ser una mariposa con grandes alas añorando libertad, pero hasta ahora creo que soy la oruga caminando incansablemente, pero igual que ella estoy dispuesta a morir por mis sueños.

Ángeles dijo...

AMIGA:

Maravillosa historia. Cuantas veces dejamos de luchar por nuestros sueños, y no nos damos cuenta de que podemos conseguir lo que deseamos.

Los sueños son el vuelo del alma, una de las razones más lindas de nuestra existencia.

Un gran abrazo,

Ángeles

Poetiza dijo...

Esta reflexion me encanta, yo soy ese gusanito que un dia volara hasta la montaña..................Besos amiga, al leer me has hecho recordar y eso me encanta, besos, cuidate.

Maria Rosa dijo...

No sueños imposibles, ni ideales inalcanzables.

Si nos proponemos algo, derrotamos las utopías.

Bellísimo, como siempre Ángeles.

BESOS ENORMEEEEES
TQMMM !!!

delfin en libertad dijo...

Bellísimo escrito!! Es difícil vivir sin sueños. Un abrazo

Minerva dijo...

Gracias por publicar esto, por dar fuerzas y por tener tanta fuerza.

Dios te bendiga!!

Muaaaaaakkk