lunes, 9 de marzo de 2009

El águila y el halcón

Cuenta una vieja leyenda lakota que una vez llegó hasta la tienda del chamán más viejo de la tribu una pareja de enamorados cogidos de la mano. Toro Bravo, el más valiente y honorable de los jóvenes guerreros, y Nube Alta, la hija del jefe y una de las más hermosas mujeres de la tribu. "Nos amamos", empezó el joven. "Y nos vamos a casar", dijo ella. "Y nos queremos tanto que tenemos miedo. Queremos un hechizo, un conjuro, un talismán. Algo que nos garantice que podemos estar siempre juntos. Que nos asegure que estaremos uno al lado del otro hasta encontrar a Wakan Tanka el día de nuestra muerte. Por favor, ¿hay algo que podamos hacer".

El viejo los miró y le emocionó verles tan jóvenes, tan enamorados ... "Hay algo", dijo el viejo después de una larga pausa, "pero, no sé ... es una tarea muy difícil y sacrificada". "No importa", contestaron los enamorados. "Bien", dijo el brujo, "Nube Alta, ¿ves el monte al norte de nuestro campamento?. Deberás escalarlo sola sin más armas que una red y tus manos. Y deberás cazar el halcón más hermoso y vigoroso del monte. Luego deberás traerlo aquí con vida el tercer día después de la luna llena. Y tu, Toro Bravo, deberás escalar la montaña del trueno y, cuando llegues a la cima, encontrar la más brava de todas las águilas y solamente con tus manos y una red atraparla sin herirla y traerla ante mi, viva, el mismo día que vendrá Nube Alta. ¿Comprendisteis?". La pareja asintió y el anciano hizo el gesto indicando que no tenía más que decir. Los jóvenes se miraron con ternura y después de una fugaz sonrisa, salieron a cumplir la misión encomendada, ella hacia el norte y él hacia el sur.

El día establecido, frente a la tienda del Chamán, los dos jóvenes esperaban con sendas bolsas de tela que contenían las aves solicitadas. El viejo les pidió que, con mucho cuidado, las sacaran de las bolsas. Los jóvenes enamorados lo hicieron y expusieron ante la aprobación del viejo los pájaros cazados. Eran verdaderamente hermosos, sin duda lo mejor de su estirpe. "¿Volaban alto", preguntó el anciano. "Por supuesto, como lo pediste .... ¿y ahora?", preguntó el joven, "¿esperamos un sacrificio, hemos de matarlos, que hemos de hacer?". "No", dijo el viejo sabio, "hagan lo que les digo: tomad las aves y atadlas entre sí por las patas con estas tiras de cuero. Cuando lo hayáis anudado, soltadlas y que vuelen libres". El guerrero y la joven así lo hicieron. Cuando soltaron a los alados, el águila y el halcón intentaron levantar el vuelo, pero solo consiguieron revolcarse por el suelo. Unos minutos después, frustradas, las aves arremetieron a picotazos entre si hasta lastimarse.

"Este es el conjuro: jamás olvidéis lo que habéis visto. Sois como un águila y un halcón: si se atan el uno al otro, aunque lo hagan por amor, no solo vivirán arrastrándose sino que, además, tarde o temprano, empezarán a hacerse daño el uno al otro. Si queréis que vuestro amor perdure, volad juntos pero jamás atados".

12 comentarios:

SILVIA dijo...

HOLA¡¡¡
QUE PRECIOSA IMAGEN ESCOGISTE HOY¡¡¡¡
ES VERDAD EL AMOR ES LIBRE, NO SABE DE ATADURAS, ES ASI, COMO CADA UNO PODRA EXPRESARSE, Y DESARROLLARSE, DE ESA MANERA, UNA RELACION CRECERA FUEERTE Y SANA¡¡
ABRAZOS , Y BUENA SEMANA ANGELES¡¡

SOL dijo...

Perfecto... es asi como muchas veces digo que no busquemos nuestra media naranja.. ya que somos individuos y debemos actuar como tales, unidos pero no atados... el amor no necesita de ataduras, si es un amor real y sobre todo sincero!!!
Besos llenos de luz cielo!!!

hoy dijo...

ciertamente el ser humano a veces cuando ama tiene una idea muy equivocada del amor, yo hoy he aprendido mucho pues por lo menos respeto cosa que sé que en su momento no hice...
Supongo que siempre es bueno aprender...
BESOS HERMOSA AMIGA

roxana dijo...

Lo conocia, pero me encanta leerlo nuevamente.
Lo creo tan necesario y cierto!!! un beso
buena semana!

Themys Brito dijo...

Genial mensaje. El amor nunca podría sobrevivir atado. Ni siquiera si el nudo está flojo.
Un abrazo.

delfin en libertad dijo...

Cierto, hay que caminar juntos unidos, cada uno con su personalidad, creciendo y aprendiendo los dos. Un abrazo.

Lumiere dijo...

me encanto la enseñanza de esa historia

Estar amarrado a una persona,te lleva a la desesperacion,si fuera por amor,eso ya sería obseción

Me uní a tus seguidores :D

espero tu visita a mi página :)

saludos!

Maria Rosa dijo...

Que maravilla esta leyenda Ángeles!!
Asi debe ser: Unidos pero sin "ahogarse".
La base del verdadero amor esla confianza, creciendo juntos, pero no atados =)

No me canso nunca de leerte. Es un placer pasar por acá :)))

Te quierooooooo amiguis =D
Besos inmensos

Nelson Diaz dijo...

Mi querida amiga, esta historia tan hermosa es digna de ser recordada, y su mensaje grabado en el corazón. Muchas gracias mi siempre estimada y admirada Angeles, como siempre entregando tan valiosos mensajes. Un abrazo

Myr dijo...

Volar juntos , pero jamas atados!
ese es el secreto!

besos

Alma dijo...

Darse livertad es muy importante en la pareja.

Porque sinos puede sentirse asficsiada al no poderse realizar como ser individual.

Amar es no poseer.

Minerva dijo...

Hola Angeles

Gracias por publicar esto, en verdad la metáfora es muy cierta. Hay que volar libres y dejar que el otro vuele. De esa manera se entiende el verdadero amor.

Es regocijador, entrar a tu página y obtener respuestas.

Besos