lunes, 23 de marzo de 2009

Amor de los tiempos

Apenas cumplidos los cuarenta años había tenido que acudir al médico con dolores indefinidos en distintas partes del cuerpo. Después de muchos exámenes, el médico le había dicho: “Son cosas de la edad”.

Él volvía siempre a casa sin preguntarse siquiera si todo eso tenía algo que ver con él. Pues el único punto de referencia de su pasado eran sus amores efímeros con Fermina Daza, y sólo lo que tuviera algo que ver con ella tenía algo que ver con las cuentas de su vida.

De modo que la tarde en que vio las golondrinas en los cables de luz repasó su pasado desde el recuerdo más antiguo, repasó sus amores de ocasión, los incontables escollos que había tenido que sortear para alcanzar un puesto de mando, los incidentes sin cuento que le había causado su determinación encarnizada de que Fermina Daza fuera suya, y él de ella por encima de todo y contra todo, y sólo entonces descubrió que se le estaba pasando la vida.

Lo estremeció un escalofrío de las vísceras que lo dejó sin luz, y tuvo que soltar las herramientas de jardín y apoyarse en el muro del cementerio para que no lo derribara el primer zarpazo de la vejez.

-¡Carajo -se dijo aterrado-, todo hace treinta años!

- El amor en los tiempos del cólera - Gabriel García Márquez -

10 comentarios:

SILVIA dijo...

HOLA AMIGA¡¡¡ TAMBIEN TE EXTRAÑE MUCHO, PASO A DEJARTE UN ABRAZOTE, GRANDE COMO VOS TE MERECES¡¡¡¡¡
SIEMPRE TAN LINDO TU BLOG¡¡
CHAUCITOS, TKM¡¡¡¡¡

mimbre dijo...

Hola Ángeles...
La juventud nos entrega credito para todo lo que se te de la gana hacer, la vejez es la empresa que se ocupa del cobro de todos los creditos.Je.je.je¡¡
El Gabo...Genio¡¡¡
Unabrazo
Osvaldo

Nelson Diaz dijo...

Brillante mi querida Angeles, un relato que invita a reflexionar, valioso aporte, muchas gracias por compartirlo, como siempre, llenas de encanto y sabiduria tu blog. Un cariñoso abrazo mi estimada amiga

TORO SALVAJE dijo...

El tiempo.
Menuda guillotina.

Buen fragmento.

Besos.

Regina dijo...

Este relato, lleno del genio de su autor, nos lleva a recordar esos zarpasos viscerales que de pronto nos colocan de cara a la realidad, esa que siempre está a la vista, pero que no siempre queremos ver.
Gracias, y un abrazo.

SOL dijo...

Me asusta el paso del tiempo, no voy a mentirte, pero loque mas me asusta es no poder llegar a vivirlo como uno desea...
Cuando llegas a grande al menos satisfecho con que has hecho la mitad de las cosas que tenias previstas ... eso ya es bueno!!!
Hermoso, como siempre!!!
Besos cielo!!!

Maria Rosa dijo...

Que buenooooo.

¿Sabes que no lo leí el libro?? (Sacrilegio, no?? yaséeeeee, nimedigasnada!! asi, todo junto te lo escribo)

Pero creo que seleccionaste una buena parte para dejarnos una lección: ¡Vivamos! Disfrutemos los momentos lindos!!! Que la vida pasa sino, y fiuuuuuuu, nos pasa por arriba en un abrir y cerrar de ojos.

Muaaaaaaaack! Un besazo.
Traje mate ¿querés??

Regina dijo...

Diferentes estaciones (tiempo), diferentes lugares (espacio), y ...cuántas coincidencias!, en la unidad las primeras barreras que caen son esas: tiempo y espacio.
En mi entrada contesté tu comentario.

Angeles dijo...

Silvia:
Si te extrañé pero ya me colé al cumple de Agustina y disfruté de la fiesta.:))
Besos.

Osvaldo: jaja lo bueno de la madurez es que nos damos cuenta de los créditos y salimos a gastarlos. Un abrazo.

Nelson: Un placer tu visita es siempre un gusto leerte. Besos.

Toro: A veces se ve como una guillotina pero como dice El Gabo "tuvo que apoyarse en el muro del cementerio para que no lo derribara el primer zarpazo de la vejez"
Besitos.

SOL: simplemente hay que vivir sin mirar el reloj.
Besotes.

María Rosa: Este es uno de mis libros preferidos si un día tenés tiempo te lo recomiendo es delicioso!! Pero estás disculpada jaja.JA
Venga el mate.
Muak

Regina: Creo que lo que más me fascina de García Márquez es su manejo del tiempo y el espacio, y es así, estas son las primeras barreras que se caen. Ya leí tu respuesta. Gracias.
Besos.

Alma dijo...

El pasado pasó, pero no tienes ningún derecho a pararte por eso.

AH!!!!

Fijaté tienes un presente precioso solo pera tí.