martes, 17 de febrero de 2009

No se me importa un pito

No se me importa un pito que las mujeres
tengan los senos como magnolias o como pasas de higo;
un cutis de durazno o de papel de lija.
Le doy una importancia igual a cero,
al hecho de que amanezcan con un aliento afrodisíaco
o con un aliento insecticida.
Soy perfectamente capaz de sorportarles
una nariz que sacaría el primer premio
en una exposición de zanahorias;
¡pero eso sí! -y en esto soy irreductible- no les perdono,
bajo ningún pretexto, que no sepan volar.
Si no saben volar ¡pierden el tiempo las que pretendan seducirme!
Ésta fue -y no otra- la razón de que me enamorase,
tan locamente, de María Luisa.
¿Qué me importaban sus labios por entregas y sus encelos sulfurosos?
¿Qué me importaban sus extremidades de palmípedo
y sus miradas de pronóstico reservado?
¡María Luisa era una verdadera pluma!
Desde el amanecer volaba del dormitorio a la cocina,
volaba del comedor a la despensa.
Volando me preparaba el baño, la camisa.
Volando realizaba sus compras, sus quehaceres...
¡Con qué impaciencia yo esperaba que volviese, volando,
de algún paseo por los alrededores!
Allí lejos, perdido entre las nubes, un puntito rosado.
"¡María Luisa! ¡María Luisa!"... y a los pocos segundos,
ya me abrazaba con sus piernas de pluma,
para llevarme, volando, a cualquier parte.
Durante kilómetros de silencio planeábamos una caricia
que nos aproximaba al paraíso;
durante horas enteras nos anidábamos en una nube,
como dos ángeles, y de repente,
en tirabuzón, en hoja muerta,
el aterrizaje forzoso de un espasmo.
¡Qué delicia la de tener una mujer tan ligera...,
aunque nos haga ver, de vez en cuando, las estrellas!
¡Que voluptuosidad la de pasarse los días entre las nubes...
la de pasarse las noches de un solo vuelo!
Después de conocer una mujer etérea,
¿puede brindarnos alguna clase de atractivos una mujer terrestre?
¿Verdad que no hay diferencia sustancial
entre vivir con una vaca o con una mujer
que tenga las nalgas a setenta y ocho centímetros del suelo?
Yo, por lo menos, soy incapaz de comprender
la seducción de una mujer pedestre,
y por más empeño que ponga en concebirlo,
no me es posible ni tan siquiera imaginar
que pueda hacerse el amor más que volando.
- Oliverio Girondo -

11 comentarios:

roxana dijo...

volar! ¿de que otra forma se puede vivir, sino tenemos ese alguien que nos haga volar!!!
Estar siempre en la tierra, criticando y observando todo desde ahi, es bueno pero siempre se necesita un amor para volar. Un abrazo
Me gusto, muy bello!
Roxana

mimbre dijo...

Hola Ángeles...
Que hermosura has publicado, Oliverio Girondo, todo un revolucionario en las letras modernas, que poeta¡¡¡
Muy buen gusto¡¡
Un abrazo
Osvaldo.

SOL dijo...

Me gusto muchisimo lo QUE quiso transmitir.. creo que me hizo acordar un poco a post que publique te acordas??? Y me enamore de la bestia...
Creo que es bueno que alguien te seduzca no por loque ves sino por lo que te hace sentir!!!
Hermoso, bello como digo siempre!!!
Besos cielo, llenos de luz como siempre!!!

"Libélula" dijo...

que buen post! me enctantoo!

Es la primera vez que te visito, pero me ha encantadoo!

Un placer navegar por tu blog!

Volar? vivo en la nube..

MARIO ALONSO dijo...

Pues yo creo que a este tipo se le fue la mano con los anestésicos, jajaja...

Un besito, maestra!!!

Jurema dijo...

A mi me parece que sacrifico la belleza física por una amante volátil jajaj...

Muy bueno este post!! genial!!.

Besitos.

belen dijo...

Que maravilla ser amada de tal forma que no importe más que tu capacidad de volar¡¡¡¡ Yo se que soy amada espero que mi capacidad de volar sea una de las cosas que admira de mi.
Una poesia maravillosa para compartir tanto con los que vuelan como con los que quieren aprender...

M@R dijo...

solo vuelo en imaginacion,,,
alli si tengo las mejores alas jamas vistas,,,
voy mas alla del tiempo, mas alla del infinito y volando y volando te dejo aqui un abrazo, que me llena de alegria y me voy volando por el camino sin fin de la amistad,,,

abrazos,,,

Jayja para tí... dijo...

oh, que cosa más linda, así pienso deberían amarme los que me amen...sería mi logro más preciado, gracias por ese regalo, amiga.

SILVIA dijo...

Que hermoso relato, una descripcion sublime de ese vuelo hecho de ados¡¡¡¡¡¡¡
me encanto, de encantar¡¡¡
te dejo mi besito de las buenas noches¡¡

Themys Brito dijo...

Es muy bonita la representación, poder desprenderse del mundo cuando se encuentra a la pareja ideal e irse a vivir ese amor sin tocar los pies el suelo.