viernes, 20 de febrero de 2009

Cuatro velas


Cuatro Velas se estaban consumiendo tranquilamente.
El ambiente estaba tan silencioso que se podía oir el diálogo entre ellas.
La primera dice:
¡Yo Soy la Paz!
A pesar de mi Luz, las personas no consiguen mantenerme encendida.Y disminuyendo su llama, se apagó totalmente.
La segunda dice:
¡Yo me llamo Fe!
Infelizmente soy superflua para las personas.Porque ellas no quieren saber de Dios, por eso no tiene sentido continuar quemándome.Al terminar sus palabras, un viento se abatió sobre ella, y esta se apagó.
En voz baja y triste la tercera vela se manifestó:
¡Yo Soy el Amor!
No tengo mas fuerzas que quemar.Las personas me dejan de lado porque solo consiguen manifestarme para ellas mismas; se olvidan hasta de aquéllos que están a su alrededor.Y también se apagó.
De repente entró una niña y vió las tres velas apagadas¿Qué es esto?
Ustedes deben estar encendidas y consumirse hasta el final.
Entonces la cuarta vela, hablo:No tengas miedo niña, en cuanto yo esté encendida, podemos encender las otras velas.

Entonces la niña tomó la vela de la Esperanza y encendió nuevamente las que estaban apagadas.
¡Que la vela de la Esperanza nunca se apague dentro de nosotros!
- Desconozco el autor -


12 comentarios:

Inés Bohórquez dijo...

Linda forma de ver la esperanza como que es la llama que enciende lo que anhelamos...

bello post!

un abrazo

SILVIA dijo...

Dicen que es lo ultimo que debemos perder, yo todavia sigo esperanzado con varias cosas de mi vida, y si mantenemos viva esa luz, estoy segura que entonces, algo sucedera , bueno claro¡¡¡
un abrazito grande

delfin en libertad dijo...

Preciosa reflexión, a pesar de todo lo que la vida nos presenta muchas veces, a pesar de estar agobiados por alguna preocupación, es bueno tener presente la esperanza. Y si además tenemos las otras velas encendidas ¡Mucho mejor! Saludos.

DEL ROSA AL AMRILLO dijo...

Llego hasta tu blog de una extraña manera. Lo hago desde HUELVA en ESPAÑA, hasta el blog de mi programa de radio (DEL ROSA AL AMARILLO) ha llegado un comentario de POETIZA y a través de su blog llego hasta este tuyo, me encanta ese cuento de las 4 velas... Que hermoso es tener siempre encendida la velita de la ESPERANZA. Un saludo muy cercano. DIEGO

[...Alexsandra...] dijo...

que la esperanza jamas se apague... es la ultima llama que siempre queda encendida y revive a las demas llamitas tan importante en nuestras vivas!!

que ete bien
cuidese
beshos!!

.·* Alexsandra *·.

roxana dijo...

yo diria la vela del deseo! porque la esperanza, es esperar algo que seguramente no llega, en cambio el deseo si uno lo pide con fuerza puede llegar! Un beso y buen fin de semana

Jurema dijo...

No se apagan nunca ni el deseo ni la esperanza, ya que siempre van unidas.

Precioso relato!!

Disfruta este finde..
Besitos

mimbre dijo...

Hola Ángeles...
La esperanza es la llama que mantiene vivo el interior de nuestro ser. Buen cuento¡¡
Un abrazo y buen fin de Semana¡¡
Osvaldo

Maria Rosa dijo...

Exclente como siempre.
Nos ilustras la vida de otro modo con tus narraciones.

=) :D :))

Te quiero por eso!

Alma dijo...

Si hay esperanza hay vida, y esta es como un renacer.

MARIO ALONSO dijo...

Si me dices dónde las venden, me compro cuatro docenas, y reparto con los amigos.

¡Cuánta falta me hace hoy esa vela!

Besos, maestra.

Themys Brito dijo...

Lo distinto de este relato que es dejan a la niña como la que descubre la esperanza... más allá de lo que se sabe sobre la esperanza, dice además que a los adultos se nos apaga demasiado a menudo y son los niños los que pueden ver la llama de esa cuarta vela.
Besos.