martes, 27 de enero de 2009

Peceras de amor

Nuestros cuerpos de peces
se deslizan uno al lado del otro.
Tu piel acuática nada en el sueño
junto a la mía
y brillan tus escamas en la luz lunar
filtrándose por las rendijas.
Seres traslúcidos flotamos
confinados al agua de nuestros alientos confundidos.
Aletas de piernas y brazos se rozan en la madrugada
en el oxígeno y el calor
que sube de las blancas algas
con que nos protegemos del frío.
En algún momento de la corriente
nos encontramos
lúcidos peces se acercan a los ojos abiertos
peces sinuosos reconociéndose las branquias agitadas.
Muerdo el anzuelo de tu boca
y poco después despierto
pierdo la aleta dorsal
las extremidades de sirena..
- Gioconda Belli -


7 comentarios:

SILVIA dijo...

Hoy leeerte mi angeles, me trae mucho de romanticismo , te sentis asi hoy??? es un buen estado, uno de los mas agradables
Besitos ¡¡

Nelson Diaz dijo...

Hermoso blog mi apreciada amiga, llego acá desde el espacio de Myr, y agradezco la oportunidad de haber conocido tu espacio. Hay mucho que disfrutar aquí, así que para no perderte la huella desde ya me anoto entre tus distinguidos seguidores.

Muchos éxitos y un fuerte abrazo desde Venezuela amiga

MARIO ALONSO dijo...

Cuidado con el anzuelo de su boca... que si se clava bien, nunca más te soltará...

Ángeles: infinitas gracias por tu apoyo y cariño siempre, que es totalmente correspondido.

Besos.

mimbre dijo...

"Los peces por la boca mueren"
Hombres que también mueren por unos labios de mujer...
buenisimo el poema.
Angeles...Un abrazo
Osvaldo.

Poetiza dijo...

Lindos versos de Gioconda, precioso poema. Un beso, cuidate mucho amiga.

MentesSueltas dijo...

Hermoso poema, rodeado de la magia del mar... interno de una mujer.

Te abrazo
MentesSueltas

Themys Brito dijo...

Bello... como si la pureza del amor se reflejara en el agua de los peces.