domingo, 16 de noviembre de 2008

Raices

El principito atravesó el desierto y no encontró más que una flor. Una flor de tres pétalos, una flor bien vulgar...

- Buen día – dijo el principito.

- Buen día – respondió la flor.

- Dónde están los hombres ? – preguntó cortésmente el principito.

La flor, un día, había visto pasar una caravana:

- Los hombres ? Existen, creo, seis o siete. Los vi de lejos hace unos años. Pero nunca se sabe dónde encontrarlos. Los lleva el viento. Carecen de raíces, y eso les crea muchas dificultades.

- Adiós – dijo el principito.

- Adiós – respondió la flor.

- El principito - Antonie de Saint-Exúpery -

3 comentarios:

Themys Brito dijo...

Me encanta este libro. Tengo varias copias en diferentes idiomas. Hubo un tiempo en que casi me lo sabía de memoria. Es verdaderamente una joya. Gracias por traerme los recuerdos.

Eli dijo...

Yo tampoco tengo raíces ni las quiero. Amo la libertad. Incluso la libertad de hechar raíces desde el alma. Ésas sí las tengo. Tengo raíces enormes en el alma.

¡¡¡Un besito!!!

Angeles dijo...

Themys:
Es mi libro preferido. hay mucha sabiduría en el, tus tectos tambien me enriquecen y los disfruto.
Eli: Yo también amo la libertad y creía no tener raíces, pero ahora están llorando y se que existen.