sábado, 1 de noviembre de 2008

A una lágrima


Gota del mar donde en naufragio lento
se hunde el navío negro de una pena;
gota que, rebosando, nubla y llena
los ojos olvidados del contento.

Grito hecho perla por el desaliento
de saber que si llega a un alma ajena,
ésta, sin escucharlo, le condena
por vergonzoso heraldo del tormento.

Piedad para esa gota, que es cual llama
de la que el corazón se desahoga
cual desahoga espinas una rama.

Piedad para la lágrima que azoga
el dolor, pues si así no se derrama,
¡el alma, en esa lágrima se ahoga!

-José Angel Buesa -


5 comentarios:

Mariposa_de_papel dijo...

Gracias por publicar poemas como estos, nos enseñan mucho sobre el alma, me quedo con las primeras frases:

"Gota del mar donde en naufragio lento
se hunde el navío negro de una pena"

Themys Brito dijo...

Me encantó muchísimo....este tipo de versos nos dejan pensando tantas cosas que no hay otra alternativa más que quedar inspirados.

MentesSueltas dijo...

Un verdadero mensaje interno, que ayuda.

Te abrazo, mucho.

MentesSueltas

Jayja para tí... dijo...

cierto, un alma herida puede morir con sólo una gota... tan grande como es el alma, pero tan pequeña si la maltratas...
un ebso, angeles, que vuelas pro aqui y por allá y llevas dones a donde vas....

Mariposa dijo...

Creo que lo has puesto aqui para mi...Me fascina este poeta, en especial su "Amor Tardío"..