martes, 25 de noviembre de 2008

La felicidad

¿Qué debo hacer, jardinero, para alcanzar la felicidad? - dijo la hermosa joven.
El jardinero dejó escapar su risa inocente.
No la busques -respondió.
la muchacha quedó confusa.
¿Cómo puedes decirme esto? -preguntó un tanto molesta por sus risas-. Todo el mundo busca la felicidad...
...Y muy pocos la encuentran...-la interrumpió el jardinero riendo todavía.
La irritación de la impulsiva joven iba creciendo, y esto no hacía sino aumentar la diversión del hombre.
Verás... -continuó el jardinero intentando calmarla-. Todo el mundo busca la felicidad. Unos la buscan en la persona amada, otros en la acumulación de dinero y bienes, otros en la consecución de sus sueños... Todo el mundo se pasa la vida persiguiendo un sueño por realizar y, cuando lo consiguen, alcanzan una felicidad que ellos creen que durará eternamente. Pero pasado un tiempo vuelven la monotonía y la desilusión, y todo el mundo vuelve a buscarse un nuevo sueño por cumplir, hasta que lo consiguen y vuelven a caer en la desilusión, y así sucesivamente.
¿Quieres decir que no es posible alcanzar una felicidad duradera? -le volvió a interrogar la muchacha.
¡Oh, no! No he querido decir eso.
Entonces, ¿cómo se alcanza la felicidad duradera? -insistió la joven con visibles muestras de impaciencia.
El jardinero le hizo un gesto para que se calmara.
No se alcanza -le respondió-. No se puede alcanzar algo que siempre ha estado contigo.
Jardinero, me vas a volver loca. Si siempre ha estado conmigo, ¿cómo es que yo no la noto?
¿Acaso notas la flor que llevas en tus cabellos? -preguntó el jardinero.
Cuando me detengo a pensarlo, sí -respondió levantando su mano hasta la flor.
¿Acaso no te das cuenta de que eres feliz cuando te detienes a pensar en tu pasado?
Bueno...Sí... -balbuceó-. Pero...
Pues detente a pensar en la felicidad que sientes ahora -la interrumpió el jardinero-. Todo el mundo se comporta como aquel hombre que se pasó el día buscando sus gafas, para terminar dándose cuenta de que las llevaba puestas.
"Siempre hemos sido felices, pero sólo nos damos cuenta cuando ha pasado el tiempo, y la distancia nos permite ver la totalidad de lo vivido.
"La felicidad siempre ha estado en ti; nunca te ha abandonado. Ni siquiera cuando la vida te ha hecho pasar por el dolor y la amargura. Sólo que no la veías, tu obcecación por encontrarla y por huir del dolor no te dejaba verla.
"Pon atención a tu vida, a lo que te rodea, a lo que sientes... y descubrirás que eres feliz ya, en este momento, que la felicidad forma parte de ti, porque la felicidad es como una verde pradera en donde baila la vida sus danzas de vida y muerte, de amor y soledad.
Y acariciando la mejilla de la muchacha, le dijo con ternura:
No busques la felicidad. Si deseas buscar algo...busca la vida.
-El Jardinero - Grian -


6 comentarios:

SOY SILVIA dijo...

HOLA¡¡
DEJAME DECIRTE QUE LO QUE LEI HOY EN TU POST NO SOLO ES EXELNTE, SI NO QUE ME TOCA MUY DE CERCA , POR COSAS QUE ME ESTAN PASANDO, Y QUE POR MOMENTOS NO DEJAN VER ESA FELICIDAD, LA MIA LA QUE ESTA , PERO A VECES ME CUESTA VER PORQUE LOS PROBLEMAS LA EMPAÑAN¡¡¡
GRACIAS HOY LEERTE ME TOCO EL ALMA¡¡¡¡¡¡¡¡¡
MIL BESOS

Angeles dijo...

Y a mi me pasa lo mismo que a vos....
Y me da además mucha rabia que cosas sin importanca empañen las buenas que son muchas.
Lo importante creo que es que podemos comprender que es así, esto ayuda mucho.
...tenemos alguna conexión porque iba a poner algo sobre perlas y cuando leí el tuyo lo cambié por este. se ve que las dos necesitábamos leernos.
Un gran beso..y lo lograremos!!!

SOL dijo...

Es verdad.. quizas cuando necesitamos esa felicidad siempre tan anhelada.. buscamos donde no tenemos que buscar... Y pensar que esta tan cerca...
Besos cielo!!!
Siempre con un lindo mensaje de optimismo y positividad!!!
Besos llenos de luz ...!!!

MARIO ALONSO dijo...

He leído varias veces el texto... porque hoy precisamente necesitaba algo así. Y con todo y con ello, hoy no consigo creerme que la felicidad siempre esté ahí. Si lo está, desde luego, se esconde muy bien, se mimetiza con el entorno o tal vez se vuelve invisible... Hoy no la veo, Ángeles, qué le vamos a hacer...

Un beso.

Angeles dijo...

SOL:
Gracias por tu buena onda. me traés el solcito argentinooo:)

Mario:
Te entiendo, hay etapas de la vida en que cuesta verla, como dice el texto, llevamos las gafas en la cabeza y las buscamos todo el día. Está en tí, sólo basta con entrar en tu blog para verla.
Te abrazo.(Fuerte)

Themys Brito dijo...

Me gusta que siempre tienes la mente positiva y nos animas los días... muchas veces no nos damos cuenta de que hay otras personas en situaciones más difíciles que la nuestra... y que en general, nuestra vida va bien.

Un beso.