martes, 1 de julio de 2008

Oruga


Alicia y la Oruga se estuvieron contemplando en silencio durante algún tiempo. Al fin la Oruga se quitó la boquilla del narguile de la boca y le habló con voz lánguida y adormilada. ¿Quién eres tú? le preguntó la Oruga. No era esta precisamente la manera más alentadora de iniciar la conversación. Alicia replicó, algo intimidada: Pues verá usted, señor?, yo?, yo no estoy muy segura de quién soy, ahora, en este momento; pero al menos sí sé quién era cuando me levanté esta mañana; lo que pasa es que me parece que he sufrido varios cambios desde entonces. ¿Qué es lo que quieres decir? dijo la Oruga con severidad. ¡Explícate! Mucho me temo, señor, que no sepa explicarme a mí misma, respondió Alicia, pues no soy la que era, ¿ve usted? ¡No veo nada! ?dijo la Oruga.Temo no poder decírselo con mayor claridad, insistió Alicia muy cortésmente, pues, para empezar, ni yo misma lo comprendo; y además, cambiar tantas veces de tamaño en un solo día resulta muy desconcertante. No lo es ?replicó la Oruga. Bueno; quizá a usted aún no se lo parezca así, dijo Alicia; pero cuando se haya transformado en una crisálida (y eso ha de pasarle algún día, ¿sabe?), y después, cuando se convierta en una mariposa, ¿no cree usted que le parecerá todo esto un poco extraño?.......


..."La Oruga se sacó la pipa de la boca, bostezó dos veces, se desentumeció, bajó del hongo y al alejarse dijo:-Un lado te hará grande; el otro, te hará pequeña.--¿Un lado de qué?¿Otro lado de qué? Pensó Alicia."....


Alicia en el País de las Maravillas-Lewis Carroll-


No hay comentarios: