martes, 20 de mayo de 2008

Lo que ahoga no es la inmersión


El guerrero de la luz, sin querer, da un paso en falso y se hunde en el abismo. Los fantasmas lo asustan, la soledad lo atormenta. Como había buscado el Buen Combate, no pensaba que esto pudiera sucederle nunca a él; pero sucedió. Rodeando de oscuridad, se comunica con su maestro. - Maestro, caí en el abismo - dice -. Las aguas son hondas y oscuras. - Recuerda esto - responde el Maestro -: lo que ahoga a alguien no es la inmersión, sino el hecho de permanecer bajo el agua. Y el guerrero usa sus fuerzas para salir de la situación en la que se encuentra.
-El Manual del Guerrero de la Luz- Paulo Cohelo

No hay comentarios: